Artadi recibe el aval de Esquerra y Jordi Sánchez para la investidura

La legislatura catalana vira hacia el desbloqueo a la espera de que Puigdemont diga la última palabra

CRISTIAN REINO BARCELONA.

La investidura catalana empieza a desencallarse. Elsa Artadi emergió ayer con fuerza como posible candidata a la presidencia de la Generalitat. La portavoz de JxCat recibió el aval de Esquerra, por boca de su adjunto a la presidencia, Pere Aragonès, y de Jordi Sánchez, el número dos de Junts per Catalunya que vio sus aspiraciones frustradas por la negativa del juez Pablo Llarena a dejarle salir de prisión.

Artadi (1976),directora general de Tributos de la Generalitat en el departamento de Economía que lideró Andreu Mas-Colell, lleva meses en las quinielas y en su entorno decían que aún no quería dar el salto. Sin embargo, el posicionamiento público de los republicanos y del exlíder de la ANC vuelven a ponerle en la parrilla de salida.

La portavoz del grupo de JxCat, aun así, no cuenta con el beneplácito del PDeCAT. No le perdonan que rompiera el carné del partido semanas antes del inicio de la carrera electoral del 21-D para sumarse al proyecto de Puigdemont y dirigir la campaña. Aunque el expresidente sigue formando parte de la antigua Convergencia y ésta está integrada en la coalición de Junts per Catalunya, ya no tiene capacidad de decisión, como así le recordaron el pasado fin de semana a su portavoz, María Senserrich, varios dirigentes junteros.

Para la CUP, Artadi tampoco es la candidata ideal por su perfil neoliberal en las antípodas de los antisistema. Pero fuentes de la formación anticapitalista señalaron ayer que mantendrán la abstención (que permitiría a JxCat y ERC ganar la votación de investidura en segunda ronda) y que no harán nada que precipite las elecciones. Mientras, la ANC preguntará entre hoy y mañana a su militancia si hay que insistir en la reelección de Puigdemont, si acepta una investidura alternativa (Artadi) o si hay que ir a elecciones.

«La única condición es que el candidato no tenga ninguna causa penal», señaló el delegado del Gobierno, Enric Millo, dando también el visto bueno a la neoconvergente. Después de meses girando en la misma rueda, algo parece que se mueve en la política catalana.

Con todos estos ingredientes sobre la mesa, el expresidente de la Generalitat ha convocado a su grupo parlamentario el sábado que viene en Berlín para tratar el futuro inmediato de la investidura. Se especula con que Puigdemont podría anunciar el nombre de su sustituto entre el sábado y el domingo, si finalmente la decisión adoptada por los nacionalistas es desbloquear la legislatura y formar gobierno, como pide buena parte del arco parlamentario, a excepción del núcleo duro de fieles del expresidente y los miembros de la dirección de la ANC, que son partidarios de ir a elecciones si no se puede investir al líder nacionalista.

Pleno en la Cámara

El encuentro en Berlín de los diputados de JxCat se producirá además al día siguiente de que la Cámara catalana, como se espera, haya aprobado la reforma de la ley de la Presidencia de la Generalitat, a pesar de que el Consejo de Garantías estatutarias dictaminara la semana pasada que contraviene el Estatuto y la Constitución.

El cambio legal se mantiene en el orden del día y podría aprobarse mañana, en la última jornada del pleno de la Cámara catalana. Cs pidió ayer que la reforma legal sea retirada de la agenda, si bien fuentes de la formación naranja apuntaron que si el independentismo quiere seguir adelante con la polémica modificación de la ley de la Presidencia puede hacerlo, aunque a su juicio estaría atropellando los derechos de los diputados de la oposición como ocurrió el 6 y el 7 de septiembre, cuando la Cámara catalana aprobó las leyes del referéndum y de transitoriedad jurídica.

Con este cambio legal, los independentistas querrían investir a Puigdemont. Aunque la ley será impugnada y la investidura del expresidente será inviable, porque así lo determinó además el Tribunal Constitucional la semana pasada.

Tras la última gesticulación e intento de reelegir al exalcalde de Girona, que servirá a los secesionistas para decir que Puigdemont no puede ser investido por culpa del Estado español, el independentismo podría abordar la investidura de verdad, según apuntó Esquerra, tan pronto como la semana que viene.

Por ello, ERC pidió ayer no agotar los plazos, para evitar sorpresas de última hora. Por ejemplo, el anuncio de Cs de que presentará un recurso de amparo ante el Constitucional contra el voto delegado de Carles Puigdemont y Toni Comín.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos