Las 'apps' del Estado Islámico llegan a España

La Guardia Civil traslada al detenido ayer en Collado Mediano (Madrid). :: Luca Piergiovanni/EFE/
La Guardia Civil traslada al detenido ayer en Collado Mediano (Madrid). :: Luca Piergiovanni/EFE

Detenido en Madrid un marroquí especialista en la difusión de estas aplicaciones móviles

MELCHOR SÁIZ-PARDO

madrid. La Guardia Civil y Europol la han denominado 'operación Tahmil', algo parecido a 'operación cargando a distancia' en árabe. Tras ese nombre se esconde uno de los más importantes operativos de las fuerzas de seguridad españolas y europeas contra la difusión y la alimentación de las 'apps' (aplicaciones para móviles) que ha puesto en marcha el Daesh con el fin de adoctrinar a sus acólitos a distancia y preparar atentados en Europa, dificultando en extremo su localización.

En el marco de esta 'operación Tahmil' los efectivos de la Jefatura de Información del instituto armado y agentes de la policía europea capturaron ayer en la localidad madrileña de Collado Mediano a un marroquí, A. H., al que el Ministerio del Interior relaciona con las «estructuras propagandísticas del grupo terrorista Daesh en España».

Las investigaciones sobre este marroquí nacido hace 31 años en la localidad de Ait Aissa comenzaron a mediados de 2016, cuando los servicios antiterroristas detectaron la difusión desde España de contenidos para las aplicaciones móviles que el Estado Islámico comenzó a poner en marcha finales de 2015.

Los agentes descubrieron que el ahora detenido, sin ser considerado un experto informático, sí que había logrado acceder a «contenidos radicales de difícil localización» de estas plataformas, a las que estaba, a su vez, supuestamente alimentando. El arrestado, según fuentes de la investigación, se movía sin problemas por la denominada 'red profunda' ( o 'Tor') de internet, de donde extraía el material yihadista de las apps. Luego esos vídeos y enseñanzas, a su vez, los distribuía por otras plataformas. Además, «en sus círculos próximos, el detenido había dado muestra de un elevado nivel de radicalización y de su total adhesión a los postulados de los grupos terroristas, cuyas acciones violentas consideraba plenamente justificadas», explicó ayer el Ministerio del Interior.

«El uso de la propaganda a través de internet y de plataformas para dispositivos móviles por parte de los diferentes grupos terroristas -explicó la Guardia Civil en un comunicado- constituye una de sus principales fortalezas tanto para la difusión de su ideario radical, como para la captación de nuevos adeptos y para publicitar sus acciones».

Los servicios antiterroristas, que recordaron el interés del Estado Islámico por estas 'apps', apuntaron que «los contenidos accesibles a través de estos canales restringidos resultan especialmente peligrosos, pudiendo encontrarse entre ellos los manuales que Daesh distribuye para alentar a la comisión de acciones terroristas, en los que facilita explicaciones concretas sobre la forma de llevarlos a cabo». Interior calificó de «especialmente preocupante» que el marroquí arrestado tuviera acceso a estas 'apps' del Daesh.

Fotos

Vídeos