ETA anunciará su desaparición definitiva durante la primera semana de mayo

JORGE SÁINZ .

San Sebastián ETA anunciará su desaparición definitiva durante la primera semana de mayo. Una vez concluido el debate interno de este último año y tomada la decisión de cerrar la persiana, como ha avanzado este periódico en los últimos meses, faltaba fijar fecha. Y ese día llegará en los primeros días del próximo mes. La decisión, que supondrá el final de 59 años de historia, estará avalada por mediadores internacionales que participarán en esas fechas en un acto previsto en el País Vasco francés y que será convocado mañana, según fuentes conocedoras de los entresijos del proceso.

Se desconoce el formato y, sobre todo, la terminología que empleará la banda, aunque los medios consultados garantizan que la fórmula no dejará ningún espacio para la duda. Será una desaparición «clara, nítida y contundente», que abrirá un nuevo escenario en el País Vasco. No se prevé que se utilice el término «disolución», que es el que exige el Gobierno, aunque supondrá la desaparición definitiva, insisten las fuentes consultadas. La decisión se enmarcará en los estándares internacionales de la DDR (desarme, desmovilización y reintegración). Tras la entrega de armas de hace un año, la banda aborda ahora la segunda 'd'. El siguiente reto será, una vez desaparecida y desmantalada la organización, la reintegración en la sociedad de los huidos y presos.

Aval internacional

Un elemento clave será el aval internacional que recibirá este nuevo hito de ETA, el tercero tras el cese definitivo de la actividad armada el 20 de octubre de 2011 y el desarme del 8 de abril del pasado año. Mediadores del Grupo Internacional de Contacto de Brian Currin y distintos políticos extranjeros acudirán esa primera semana de mayo a Bayona a un acto organizado por el Foro Social Permanente y la plataforma vascofrancesa Bake Bidea. De esta forma, garantizarán que la desaparición de la banda es efectiva. El propio Foro Social, la semana pasada, reclamó públicamente a ETA un «desmantelamiento claro y creíble» para la sociedad y las víctimas.

De esta forma, ETA hará oficial el resultado del debate que ha llevado a cabo en este último año, desde que el 8 de abril del pasado año concluyerá su desarme, con un acto multitudinario en Baiona. Un proceso de reflexión interna que se ha celebrado con una amplia participación interna de militantes y presos y sin fisuras internas. Se ha consultado con un gran número de integrantes y la amplia mayoría de los participantes se ha decantado por cerrar el ciclo histórico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos