Los acusados en la Audiencia acabarán en el Supremo

Serán candidatos en las elecciones del 21-D y tienen casi asegurada su elección como diputados y su aforamiento

R. G.

madrid. Al margen de la discusión jurídica existente sobre la acumulación de toda la causa de los exconsejeros de la Generalitat en el Tribunal Supremo, todo hace pensar que ese será su destino final porque si los acusados son elegidos diputados en las elecciones del 21 de diciembre pasarán a estar aforados y, en consecuencia, su instancia judicial será el máximo tribunal.

El Supremo se ha hecho cargo de la parte referida a la presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell, y cinco miembros de la Mesa, porque están aforados al no haber cesado en sus funciones. Los exconsejeros, al haber sido destituidos, tienen que responder ante la Audiencia Nacional.

Tanto los exmiembros el Gobierno catalán encarcelados como los que se han trasladado a Bélgica, con Carles Puigdemont a la cabeza, serán candidatos en las elecciones y, con altísimas probabilidades de resultar elegidos porque ocuparán en las listas los llamados puestos de salida. De esa manera, tendrán que ser enjuiciados por el Supremo.

Un planteamiento que han defendido, sin éxito hasta ahora, los abogados defensores de los acusados en la Audiencia Nacional porque consideran que el alto tribunal es «más garantista». El propio Supremo en su escrito de admisión de la querella del fiscal sugirió la posibilidad de que toda la causa se acumulara en su jurisdicción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos