El PP acusa a Ciudadanos de estar detrás de las acusaciones contra Casado

El exdirector del Colegio Cardenal Cisneros, hasta ayer militante naranja, sostiene que la Comunidad de Madrid se interesó por el progreso del diputado

A. A.

madrid. El PP pasó a la ofensiva en la polémica en torno a la carrera académica de Pablo Casado. Lo hace a cuenta de la vinculación entre Ciudadanos y Alberto Pérez de Vargas, el director del Colegio Cardenal Cisneros cuando Casado se licenció en Derecho tras aprobar la mitad de las asignaturas en un solo curso.

Pérez de Vargas, a quien desde las filas populares se apunta como uno de los responsables de las sospechas lanzadas contra su vicesecretario de Comunicación, era hasta este jueves militante de la formación de Albert Rivera. «Me parece muy lógico que se den explicaciones. Que el nivel de exigencias se lo apliquen a sí mismos también. Exigir a Ciudadanos una aclaración me parece lógico», afirmó el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo. En la misma línea se manifestó el portavoz de la formación en el Congreso. Rafael Hernando valoró que Casado ha dado cuantas explicaciones se le han exigido, primero sobre su máster en la Universidad Rey Juan Carlos I y después por su licenciatura en Derecho en 2007. Otros, añadió Hernando, no lo han hecho aún. Señaló directamente al diputado de Ciudadanos Toni Cantó, al que acusó de falsear su currículum.

Las declaraciones de ambos dirigentes populares demuestran que el partido ha decidido cerrar filas con Casado, quien según Maillo incluso saldrá reforzado de esta polémica. A ello se suma la confirmación de Pío García-Escudero, presidente del Senado y del PP de Madrid, de que contará con el vicesecretario en la ejecutiva regional. El nombre de Casado ha sonado con fuerza como cabeza de lista al ayuntamiento de la capital o a la presidencia regional y su presencia en la dirección podría ser un primer paso para lanzar su candidatura a uno de estos dos puesto.

Sin razones para sospechar

El exdirector del Colegio Cardenal Cisneros anunció ayer que abandona Ciudadanos «para evitar que esto pueda interpretarse como algo relacionado con la política». Sobre el hecho de que el PP quiera poner el foco de las acusaciones sobre él, Pérez de Vargas aseguró que no hay razones para sospechar que el dirigente popular recibiese un trato de favor.

También negó que Esperanza Aguirre, por entonces presidenta regional, se hubiese puesto en contacto con él para instarle a que se aprobase a Casado. No obstante, el exdirector sí reconoció que en el Gobierno de la Comunidad de Madrid «había interés» por el progreso académico del vicesecretario de Comunicación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos