La abstención de Nueva Canarias allana el camino para la aprobación del techo de gasto

El diputado Pedro Quevedo interviene durante la reunión celebrada ayer para decidir su voto en el Congreso. :: Elvira Urquijo / efe/
El diputado Pedro Quevedo interviene durante la reunión celebrada ayer para decidir su voto en el Congreso. :: Elvira Urquijo / efe

Al Gobierno solo le falta cerrar el acuerdo con el PNV para reunir la mayoría que ya le permitió sacar adelante los Presupuestos

ANDER AZPIROZ MADRID.

Todo apunta a que el Gobierno logrará salvar una nueva bola de partido en esta legislatura con la aprobación del plan de estabilidad presupuestaria, deuda pública y regla de gasto para el trienio de 2018 a 2020, dentro del que se incluye el techo de gasto para el próximo año. Lo hará, además, gracias a la nueva mayoría que ha sabido tejer, ayudado por el talonario, tras la recuperación del «no es no» en el PSOE con el regreso de Pedro Sánchez a la Secretaría General del partido.

Ciudadanos ya había garantizado el respaldo a la propuesta del Ejecutivo la semana pasada a cambio de una rebaja de impuestos a las rentas más bajas. Ayer hizo lo propio Coalición Canaria. Y Nueva Canarias, formación que se presentó a las generales junto al PSOE, anticipó su abstención en la votación que este martes tendrá lugar en el Congreso. Que Pedro Quevedo, único representante de la formación insular no vote en contra ya es suficiente para el PP, al que le basta sumar 175 votos a favor para sacar adelante el techo de gasto, fijado para 2018 en 119.834 millones de euros.

Nueva Canarias justificó la posición de su partido en los beneficios para el archipiélago, que ya obtuvo una inyección de 750 millones de euros y una bonificación del 75% del transporte interinsular por su 'sí' a los Presupuestos Generales del Estado. Ahora, piden abaratar las rutas de las islas con la península para los residentes y los canarios que vivan en otras partes del país.

Podemos insiste en responsabilizar al PSOE del voto de sus socios electorales insulares

Podemos insistió ayer en el mensaje de que parte de la responsabilidad de que el Gobierno haya aprobado un techo de gasto que «da continuidad a las políticas de austeridad» le corresponde a los socialistas, que no han ejercido la suficiente presión para que su socio canario vote en contra. «Habría que preguntarle al PSOE humildemente y con modestia cómo puede ser que su socio, en un tema fundamental como éste, vote al revés», dijo Pablo Echenique tras la reunión de la ejecutiva podemista.

El secretario de Organización de Podemos comparó este caso con el de Foro Asturias o UPN, que siempre votan en el mismo sentido que el PP, con el que también compartieron candidaturas en sus comunidades autónomas. «Normalmente -resumió Echenique- cuando uno acude en coalición con otra organización es porque por lo menos en lo estratégico está de acuerdo». El presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez, respondió a Podemos que no acepta las «amenazas» o las «sugerencias» de otras fuerzas y agradeció al PSOE el respeto que ha mostrado por la independencia de su partido.

Continúa la negociación

Con estos votos garantizados a media tarde de ayer, al Gobierno ya solo le falta el sí del PNV, que también respaldó las cuentas generales a cambio de inversiones en el País Vasco. Desde entonces, los nacionalistas vascos se han esforzado en destacar que no tienen firmado ningún pacto de legislatura con el PP y que cada negociación es independiente de las anteriores. Pero a nadie se le escapa que si el PNV quiere cobrarse las contrapartidas que le sacó al Gobierno a cambio de su apoyo a los Presupuestos deberá a cambio asegurarle cierta estabilidad. Y el techo de gasto es una votación lo suficiente importante como para poner en riesgo la marcha de la legislatura en caso de ser rechazado.

Al cierre de esta edición el PNV aún no había anunciado el sentido de su voto, aunque sí que se mantenían los contactos con el Gobierno y se estaba a la espera de resolver «detalles técnicos». No parece que estos vayan a ser un obstáculo insalvable, toda vez que el portavoz nacionalista, Aitor Esteban, ya ha apuntado en el pasado que el techo de gasto «puede encauzarse fácilmente». Las negociaciones podrían continuar a lo largo de hoy ya que el pleno del Congreso no dará inicio hasta las 15.00 horas.

Al margen del resultado, el atractivo de la sesión estará en Cristóbal Montoro, quien volverá a medirse a la oposición después de que fuera reprobado la semana pasada. El ministro de Hacienda deberá hacer frente a buen seguro a la petición de dimisión de quienes votarán en contra de sus propuestas, especialmente PSOE y Podemos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos