El abogado de los 'papeles de Bárcenas' cree que el extesorero los alteró para dañar a Cospedal

Trías considera que la exministra no percibió sobresueldos aunque critica su «pésima» gestión del 'caso Gürtel'

M. E. ALONSO MADRID.

El abogado Jorge Trías, el hombre que desveló los 'papeles de Bárcenas' y los sobresueldos que supuestamente se repartía la cúpula del PP durante la época del extesorero, cree que Dolores de Cospedal nunca percibió cantidades en negro.

Para el exdiputado popular fue el propio Bárcenas quien manipuló uno de los catorce folios del cuaderno que contienen los famosos papeles sobre la caja B para que la secretaria general apareciera como receptora de dos presuntos pagos de 7.500 euros. «Había un hecho evidente, Cospedal y Bárcenas se odiaban», recalcó ayer Trías, durante la presentación en Madrid de su libro 'El baile de la corrupción'.

Según apuntó el letrado, la número dos del PP intentó echar al extesorero en varias ocasiones pero éste siempre contó «con el sostén» de Mariano Rajoy. De ahí que Bárcenas, en represalia, hubiese alterado la página de la contabilidad del partido donde aparece el nombre de Cospedal como perceptora de sobresueldos. El mismo folio que las pruebas periciales -encargadas en 2013 antes de publicar los apuntes del extesorero- señalaron que habían sido manipulados ya que eran posteriores al resto.

No obstante, Trías fue muy crítico con la exministra de Defensa, de quien dijo es una «pésima gestora», que «se dejó partir la cara por cosas que no debería». En su opinión, fue un error negar la corrupción del partido y tratar de quitar hierro a un caso «lacerante» como el 'Gürtel', que acabó con el Ejecutivo del PP y la carrera política de Rajoy. «Esto no podía pasar impunemente y la sentencia ha sido letal», apuntaló.

Rajoy, al tanto de la trama

Trias, que se dio de baja del PP en 2012 tras 17 años, narra con detalle en su libro lo que el expresidente del Gobierno siempre negó, que estaba al tanto de todo lo que sucedía en la 'trama Gürtel'. Y lo hace desvelando las cuatro reuniones que tuvo en la sede del PP con Rajoy después de que el juez Pedreira le pidiera en 2009 que transmitiese a la cúpula de la formación que no interfiriera en la instrucción abierta.

«En una de las citas -relata Trías- me explicó que un político tiene que ser como un junco. Cuando sopla el tifón te inclinas y dejas que pase; se lo lleva todo por delante, pero tú sobrevives». Nueve años después, recordó, el «tsunami de la corrupción» tumbó «el junco» de Rajoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos