La Rioja

Ajuste de cuentas a cuatro bandas

  • Las comisiones de investigación del Congreso y el Senado se convierten en un campo de batalla en el que, por ahora, solo ha habido mucho barro y pocas revelaciones

El Congreso y el Senado viven la mayor fiebre investigadora de la historia de la democracia. Nunca antes en las dos cámaras habían funcionado de forma simultánea cuatro comisiones en búsqueda, supuestamente, de la verdad. Pero estas comisiones no están siendo noticia por sus trabajos o por las revelaciones que han hecho los comparecientes o la documentación aportada.

Estos órganos se han convertido en verdaderos campos de batalla políticos, donde se suceden las escaramuzas y las maniobras partidistas por uno y otro bando. En una trinchera suele estar el PP, en la otra, casi siempre la oposición al completo. Pero también hay alianzas cambiantes dependiendo del momento.

El fuego cruzado se sucede desde que en septiembre del año pasado se creara la primera de las comisiones, la del «uso partidista» de la Policía Nacional en la época de Jorge Fernández Díaz, donde la ofensiva se centra en derribar el muro de PP, PSOE y Ciudadanos para citar a los comisarios que integraron la camarilla policial.

La guerra se ha extendido también a la comisión sobre la supuesta financiación irregular del PP, que los populares, sin ningún aliado siquiera circunstancial, amagan ya con intentar paralizar recurriendo al Constitucional. El Senado, el órgano llamado a indagar sobre las cuentas de todos los partidos, se ha convertido esta semana en un polvorín después de que la oposición haya decidido boicotear la comisión. Solo en la de las cajas de ahorro, creada en el Congreso, parece haber algo de paz, pero solo porque apenas han comenzado los trabajos preliminares.

Todos los expertos parlamentarios consultados coinciden en señalar que esta vorágine de comisiones era «previsible». Que era una reacción «esperable» tras la pérdida de la mayoría parlamentaria del Partido Popular. Algo parecido -recuerdan- ocurrió en la Cámara baja en 1994, cuando, tras la pérdida de la mayoría absoluta del PSOE del Felipe González en 1993, el Congreso se lanzó a investigar los fondos reservados de Luis Roldán, la gestión del exgobernador del Banco de España Mariano Rubio y la financiación de los partidos.

Dicen que, también entonces, hubo «ajustes de cuentas», pero que nada parecido al barrizal en el que se están convirtiendo las actuales comisiones. Y eso que apenas han comenzado su andadura.

Las de esta legislatura -vaticinan ya en ambas cámaras- llevan camino de convertirse en las más broncas de las 22 investigaciones que han tenido lugar en las Cortes desde que en 1979 el Congreso diera el pistoletazo de salida a este tipo de comisiones con la de los 'malos tratos en las cárceles del País Vasco'.

Septiembre 2016

Policía Política

Es la más antigua, aunque tardó varios meses en ponerse en marcha por las continuas broncas entre minoritarios y mayoritarios.

Obviamente, el PP votó en contra de su nacimiento, por considerar que solo buscaba el linchamiento político de Fernández. El currículum de la comisión, por el momento, es bastante exiguo. Solo han declarado el exministro del Interior Jorge Fernández; el exdirector Antifraude de Cataluña Daniel de Alfonso, con el que supuestamente conspiró Fernández contra políticos independentistas; y el exdirector de la Policía Ignacio Cosidó.

Sus interrogatorios fueron broncos pero no arrojaron demasiada luz sobre las supuestas maniobras contra los rivales políticos, más allá de confirmar que en el centro de la trama estaba el exnúmero dos de la Policía, Eugenio Pino, y su mano derecha, el inspector jefe José Ángel Fuentes Gago. Ambos declararán el miércoles.

El futuro de esta comisión -y la posibilidad de llegar al fondo- pasa por la posibilidad de citar al resto de comisarios supuestamente implicados, entre ellos el mediático y polémico José Villarejo. El PSOE hasta ahora ha venido negándose a ello, pero las cosas están cambiando con el regreso de Pedro Sánchez.

Marzo 2017

Caja B del PP

Creada por unanimidad del Congreso el pasado marzo. El PP votó a favor de investigar sus cuentas como parte del acuerdo de investidura con Ciudadanos, pero ahora ya prepara un recurso ante el Tribunal Constitucional, incluso paralizante, porque cree que esta comisión se ha convertido en una 'caza de brujas' de los populares, ya que ni se ha definido el marco temporal de la investigación ni qué instituciones se van a poner bajo la lupa.

Lo cierto es que la oposición en bloque está vetando todas las propuestas de los populares para que, entre otras cosas, se investigue también la financiación de los otros partidos. Por esta comisión está previsto que pasen varias decenas de exdirigentes y altos cargos del PP, empezando por Mariano Rajoy.

Por ahora, la única comparecencia, la de Luis Bárcenas el pasado lunes, no sirvió para nada en cuanto a fines de investigación. El extesorero, inmerso en dos procesos judiciales, se acogió a su derecho a no declarar para no perjudicar su propia defensa, y solo abrió la boca para atacar a los diputados por haberles citado o defender al PP. Los populares ni siquiera le preguntaron. El 13 de julio declaran el resto de tesoreros del PP.

Mayo 2017

Cuentas de los partidos

Es la más joven. Fue creada en el Senado como respuesta a la comisión del Congreso sobre la caja B del PP. Fue promovida por los populares, que hicieron valer su mayoría absoluta en la Cámara alta.

La guerra es total en este foro, a pesar de que todavía no ha empezado a trabajar. La oposición en bloque decidió el pasado jueves boicotear esta comisión y no participar en sus trabajos, después de que el PP vetara la comparecencia de sus propios altos cargos. PSOE, Podemos y ERC acusan a los populares de «vendetta».

El PP quiere hacer comparecer en esa institución a más de 150 responsables de la oposición, entre ellos Pedro Sánchez, Pablo Iglesias o Albert Rivera, amén de reclamar documentación para hacer un verdadero striptease de las finanzas del resto de los partidos.

Muestra del enfrentamiento abierto entre PP y oposición es que la comisión del Senado ha fijado para el 13 de julio la comparecencia de los tesoreros de PSOE, Podemos y Ciudadanos, el mismo día que el Congreso ha citado a los del PP.

Febrero 2017

Cajas de ahorros

Nació en el Congreso para investigar la crisis financiera y el rescate de las cajas. Por ahora es la más tranquila, aunque todavía no ha habido comparecientes. El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, abrirá las comparecencias el 12 de julio, y su antecesor en tiempos de José María Aznar, Jaime Caruana, le seguirá el 25.

Los expertos vaticinan bronca en cuanto los parlamentarios apunten a la «politización del crédito» y la «influencia de los partidos en los consejos de la administración».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate