La Rioja

Ferraz no va a impulsar una limpia de barones pero tampoco frenará que haya competencia

  • Susana Díaz no tendrá rival en Andalucía, pero Ximo Puig deberá competir en Valencia con un dirigente 'sanchista'

La dirección de Pedro Sánchez no va a impulsar ninguna limpia de barones pero tampoco va a «cercenar» la presentación de candidaturas alternativas. «No hay problema» en que el presidente del Gobierno autonómico y el secretario general del PSOE en ese territorio sean personas diferentes, señaló el alcalde Valladolid, Óscar Puente, en su primera conferencia de prensa como portavoz de la comisión ejecutiva socialista.

Puntualizó que «una cosa» es ser líder del partido y «otra» ser el presidente de la comunidad. Son, añadió, «dos claves diferentes», pero no se puede generalizar la norma y habrá que ir caso a caso porque en algunos territorios podrá haber bicefalia y en otros se mantendrá la simultaneidad de cargos.

Lo que ya no va a funcionar, según el portavoz, es la obediencia ciega de los afiliados a los designios de su líder territorial. «Las bases tienen la voz y no hay que indicarles el camino» en favor de uno u otro candidato, porque cuando «se les pone una antorcha por delante a los militantes generalmente estos toman otro camino».

En la actualidad, todos los presidentes de comunidad autónoma socialistas son los secretarios generales del partido en sus respectivas federaciones. Así ocurre con Susana Díaz en Andalucía, Ximo Puig en la Comunidad Valenciana, Javier Lambán en Aragón, Javier Fernández en Asturias, Francina Armengol en Baleares, Guillermo Fernández-Vara en Extremadura y Emiliano García Page en Castilla-La Mancha. Todos, con la excepción balear, fueron 'susanistas' en las primarias.

La presidenta de la Junta de Andalucía formalizará hoy su candidatura para renovar su liderazgo en el PSOE regional y es improbable que tenga rival, aunque no se puede descartar que aparezca algún militante espontáneo sin respaldo. El presidente de la Generalitat valenciana, sin embargo, deberá competir con el alcalde de Burjassot, el 'sanchista' Rafael García. Puig, que presentó ayer su candidatura, denunció que la presencia de su rival es un intento de «debilitar» su liderazgo. A lo que Puente replicó que en absoluto porque un líder no lo es menos porque haya candidatos alternativos.

A los procesos en Andalucía y la Comunidad Valenciana seguirán en las próximas semanas las demás comunidades. Otro barón que tendrá competencia para simultanear los dos cargos será el aragonés Lambán, y es probable que su contrincante sea Susana Sumelzo, integrante de la ejecutiva federal. El asturiano Fernández tiene decidido dejar el cargo y pretende su puesto el alcalde Laviana, el también 'sanchista' Adrián Barbón.

Uno que aspira a reverdecer viejos laureles es el exministro Juan Fernando López Aguilar, quien presentó ayer su candidatura a secretario general del PSOE de Canarias. López Aguilar no tomó partido ni por Sánchez ni por Díaz ni por Patxi López en el proceso de primarias.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate