La Rioja

Un septuagenario mata a un vecino por una disputa sobre tierras en Murcia

Policías y empleados de la funeraria trasladan el cadáver.

Policías y empleados de la funeraria trasladan el cadáver. / Nacho García / AGM

  • La víctima, de 58 años es Manuel Leal, un exconcejal del PSOE del municipio de San Javier

«Le acabo de pegar un tiro a un hombre», le soltó, a bocajarro, a una vecina con la que se cruzó por la calle cuando todavía llevaba el arma en la mano. Y no mentía. Como bien pudieron comprobar los dos primeros agentes que se personaron en el lugar del suceso, un huerto en Cañada de Los Manresa, en la pedanía molinense de Ribera de Molina, en Murcia, la víctima yacía tendida en el suelo, inmóvil, aunque los policías tuvieron la lógica prevención de solicitar que enviaran una ambulancia con la mayor urgencia posible. El personal sanitario solo pudo confirmar el fallecimiento, pues los destrozos causados por el cartuchazo eran de tal consideración que cualquier intento de salvarle la vida resultaba inútil.

El crimen se produjo alrededor de las nueve de la noche, cuando Juan L., un vecino de Ribera de Molina, de 72 años y conocido popularmente como 'Juan, El del Campo', se encaminó hacia una zona de huertos armado con una escopeta de caza, a la búsqueda de Manuel Leal Manzanera, de 58 años. Este era vecino de San Javier y había sido concejal de Seguridad Ciudadana en el municipio durante la legislatura 2007-2011 con el PSOE. Fue, además, candidato a la Asamblea Regional en 2011.

Aunque vecino de San Javier, Manuel tenía familia y tierras en la pedanía molinense. Al parecer, había mantenido minutos antes una discusión con el presunto homicida por un asunto de tierras. Fue la titularidad de un terreno el origen de la disputa, según confirmaron fuentes de la Policía Nacional.

En concreto, el autor del disparo era quien explotaba desde hace años el terreno, mientras que la víctima acababa de adquirir la propiedad a su tío, por lo que quería que el homicida abandonara la parcela, según informaron fuentes cercanas a la investigación. La parcela fue precisamente el escenario del crimen.

Según fuentes próximas a la investigación, ante este rifirrafe, 'Juan, El del Campo' se dirigió a su casa para coger su escopeta, regresó después a su huerta y disparó a Manuel un solo tiro, que resultó mortal.

Al parecer, ambos mantenían la disputa desde hace más de un año y, de hecho, la víctima había denunciado al agresor por amenazas en 2016, dando lugar a un juicio inmediato de faltas.

Realizado el disparo, el septuagenario se acercó, en apariencia, a una vecina de la pedanía y le confesó lo que había hecho. «Lo he matado porque no entraba en razón», argumentaba el sospechoso, según precisaron distintas fuentes. Algunos vecinos aseguraban que antes ya había confesado el crimen a un grupo de niños que jugaba en la calle. La Policía Nacional no tardó en presentarse en el lugar y, según confirmaron fuentes del cuerpo, el presunto asesino se entregó sin prestar resistencia, ofreciendo también su escopeta.

La labor de los agentes de la Policía Judicial, desplegados con linternas por esa zona de huerta, centró anoche la atención de los vecinos de Ribera, que no daban crédito a lo ocurrido. Según explicaron a 'La Verdad' algunos de ellos, el ahora arrestado era un vecino «conflictivo» y «problemático», que ya había amenazado a varios vecinos con dispararles con su escopeta si se atrevían a atravesar sus bancales. El septuagenario sabe manejar el arma a la perfección dada su afición a la caza que le acompaña desde muy joven.

Tras dedicar toda su vida a la agricultura y la ganadería, Juan, que vive con su mujer en la pedanía, estaba obsesionado con el mantenimiento de las tierras, según explicaron sus vecinos. Llegaba, incluso, a dormir algunas noches en su terreno para evitar que los animales le causaran destrozos.

El crimen sacudió ayer con fuerza al socialismo murciano. Manuel Leal era un histórico miembro del PSOE y, en torno a la medianoche, los mensajes de dolor de algunos compañeros ya llenaban las redes sociales. Al parecer, fue su propia hija la que telefoneó al PSOE de San Javier para informar del asesinato de Manuel. Según ha podido saber este diario, el fallecido era vigilante de la Comunidad Autónoma y trabaja actualmente en la sede de la Consejería de Hacienda.

Su fallecimiento es la tercera muerte violenta ocurrida en en poco más de un mes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate