La Rioja

«Ni hoy es alternativa ni, me temo, lo va a ser algún día»

Hubo muchos discursos críticos con la forma de hacer política de Pablo Iglesias en el pleno de ayer, pero el de Aitor Esteban fue -quizá junto al de la canaria Ana Oramas- uno de los más contundentes. El portavoz del PNV dejó claro al poco de subir a la tribuna que votará en contra de un gobierno presidido por el líder de Podemos pero no fundamentó su rechazo en la discrepancia con con su proyecto sino en la convicción de que, en realidad, lo único que buscaba el líder del joven partido de la izquierda al presentar su moción de censura contra Rajoy era puro y duro «protagonismo».

«Se nos convoca en esta sesión a un trámite raramente utilizado, un instrumento que está configurado como una solución de emergencia ante la pérdida de mayorías estables en una Cámara o bien ante una modificación sustancial en la dinámica de la misma ¿Es este el caso? -reprochó- No». No lo es porque el Ejecutivo de Mariano Rajoy acaba de demostrar que dispone de estabilidad suficiente como para mantenerse en el Gobierno al menos otros dos años gracias al acuerdo sellado, entre otros con el PNV, para sacar adelante los presupuestos de 2017.

Iglesias reprochó a Esteban ese pacto presupuestario e incluso lo tachó de «irresponsable». Pero el vasco le replicó que ni es malo para los españoles ni significa que el PNV apoye las políticas del PP. «Si hemos metido la pata, en las próximas elecciones nos irá mal pero, de momento, parece que conectamos más con la gente que ustedes», ironizó incluso.

«Pocas nueces»

Su crítica fue imparable. «¿Qué nos está ofreciendo en su programa que nos mueva a votarle? -insistió- Hasta la fecha no se había dado a conocer nada del mismo. Otra señal de que esta iniciativa tiene más ruido que nueces». Esteban reprochó al líder de Podemos que incurra en «gestos vacíos», le acusó de no haber buscado el apoyo de nadie a su iniciativa e incluso le echó en cara sus nulos esfuerzos por cambiar la realidad con los instumentos con los que de verdad podría hacerlo. «Nos habla de injusticias en las políticas y no hace nada por modificar el BOE utilizando su fuerza en el Parlamento», espetó.

Ni siquiera las apelaciones a España como «Estado plurinacional» le conmovieron lo más mínimo porque las considera inconcretas. «Ni hoy es usted alternativa ni, mucho me temo si mantiene estos comportamientos, lo va a ser algún día», remachó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate