La Rioja
Susana Díaz y Pedro Sánchez coincidieron, ayer, en la capital hispalense para sus cierres de campaña. :: efe
Susana Díaz y Pedro Sánchez coincidieron, ayer, en la capital hispalense para sus cierres de campaña. :: efe

El resultado de las primarias del PSOE se juega en cinco grandes federaciones

  • Con Andalucía decantada casi en bloque a favor de Díaz, los movimientos en Cataluña, Madrid, Valencia, Galicia y Aragón serán claves para Sánchez

El resultado de las primarias que el PSOE celebra mañana pende de la participación. Es el análisis que hacen en las filas de la presidenta de Andalucía. Si el porcentaje de militantes que acude a las urnas supera en unos diez puntos el de los que decidieron avalar, un 65,64% según los datos ofrecidos tras la verificación, se verán incrementadas las posibilidades de ganar de Pedro Sánchez. Pero hay un puñado de federaciones especialmente relevantes: Cataluña, Madrid, Galicia, la Comunidad Valenciana y Aragón. Cada una con sus particularidades.

El PSC no tiene ya la fuerza de antaño. De los 20.179 militantes que le convertían en 2014 en el segundo gran caladero de votos para los aspirantes a dirigir el partido ha pasado a 13.899 (14.615 si se suma a los miembros de las Juventudes Socialistas de Cataluña). Está por detrás de Andalucía, donde militan más del 24% de los afiliados del PSOE, de la Comunidad Valenciana, que suma 17.173 y muy igualado con la federación madrileña, que alcanza los 14.423.

Cataluña fue el territorio en el que menos militantes avalaron y por eso mismo es uno de los que más margen ofrece. Entre quienes firmaron por Sánchez (6.058) y quienes dieron su apoyo a Díaz (979) suman poco más del 50% de los militantes, lo que significa que queda una bolsa de casi 7.000 militantes entre indecisos, abstencionistas y avalistas de Patxi López. La Comunidad Valenciana es el otro gran balón de óxigeno para Sánchez. En ese caso, la participación en el proceso de avales fue elevadísima, la mayor de toda España sin contar Melilla. Pero entre militantes que apoyaron al exlehendakari -a los que los sanchistas ven susceptibles de virar- y los no movilizados el 4 de mayo habría más de 3.700 votos en liza, que podrían contribuir a aumentar la distancia con Díaz.

Esfuerzo personal

En realidad, hay quien cuestiona, incluso en el entorno de la gestora, que el porcentaje de voto real tenga que ser mucho mayor al de avales. Su tesis es que muchas de las firmas presentadas se hicieron en bloque con consentimiento de los afectados vía telefónica o por iniciativa de un tercero. El domingo, en cambio, eso no valdrá. Hay que desplazarse personalmente a uno de los 2.907 centros de votación habilitados para la ocasión. Y aún así, en el entorno de Sánchez se masca el optimismo. Tanto que alguno se atreve a afirmar que su ventaja sobre Díaz será mayor de la que se cree y que se alzarán con la victoria en todos los territorios salvo Andalucía y el País Vasco, donde calculan que ganará Patxi López.

Eso significa que el exlíder del PSOE tiene que revertir la victoria lograda por la dirigente andaluza el pasado día 4 en Aragón (donde la brecha fue de más de 2.200 avales), en Madrid (donde no llegó a 500), en Castilla La Mancha (algo menos de 900), en Extremadura (650) y Murcia (menos de 400). En esta última región confían en crecer a costa del aspirante vasco, lo mismo que en Baleares. A diferencia de la presidenta de las islas, Francina Armengol, el líder murciano, Rafael González Tovar, no se ha pasado abiertamente a las filas sanchistas, pero en su entorno eran partidarios de que López retirara la candidatura. En Madrid se prevé que los afines al exlehendakari resistan, pero hay unos 5.700 votos que pueden inclinar la balanza. En Aragón, donde los avales a los favoritos sólo llegaron al 55%, hay unos 3.500. Y en Galicia, 3.800.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate