La Rioja
Susana Díaz se fotografía ayer junto a un simpatizante. :: o. del pozo
Susana Díaz se fotografía ayer junto a un simpatizante. :: o. del pozo

Susana Díaz busca un impulso final con propuestas de candidata a la Moncloa

  • Apuesta por créditos estatales de 24.000 euros para jóvenes y advierte de que el voto de los militantes no da un «plus de poder» al líder

Madrid. Susana Díaz se resistió durante semanas a presentar, como habían hecho Pedro Sánchez y Patxi López, un documento con su proyecto para la Secretaría General del PSOE. Su argumento era que el líder de la organización ha de asumir el proyecto que conformen los militantes a través de sus enmiendas al programa marco en el congreso federal. Ayer, sin embargo, se lanzó a la piscina. Y lo hizo con propuestas que, como ocurrió con sus rivales, parecen pensadas para un aspirante a la Moncloa. La más destacada: un crédito estatal de 24.000 euros para jóvenes emprendedores o interesados en ampliar estudios, a interés cero.

La falta de programa había valido ya a la dirigente andaluza las críticas de su principal oponente. El pasado lunes, durante el debate de candidatos, Sánchez le echó en cara que afeara sus «bandazos» en cuestiones como el acercamiento a Podemos, o el reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado, cuando ella ni siquiera había presentado texto alguno. «Ahora parece que lo vas hacer; por favor, que sea antes del recuento», ironizó. Patxi López la acusó ayer de equivocarse de primarias y calificó su idea estrella de «muy liberal y muy americana». Observación con la que coincidió el exsecretario general.

Los 'susanistas' replican que buscan dar autonomía a los jóvenes que quieren dar un impulso a su vida profesional y subrayan que para la primera fase universitaria (los grados) proponen matrículas gratuitas para todos los estudiantes con la única condición de aprobar. «Hay quien me dice ¿y da igual que sean hijos de ricos o de pobres? Es que los jóvenes son los jóvenes y los padres son los padres -adujo Díaz- y lo que tienen que hacer los padres ricos es pagar más impuestos».

Los críticos con la dirigente andaluza también la acusan de improvisar aprisa y corriendo para tapar, dicen, un planteamiento erróneo de campaña. «Pensaba que por ser ella quien era lo tendría todo ganado de antemano y resulta que no», dice un antiguo líder territorial. A aumentar esa sensación contribuyó el hecho de que el documento de 45 páginas presentado por Díaz y distribuido en una conferencia de prensa en Madrid, un día después de lo anunciado, no incluyera la idea del crédito. La «errata» tuvo que ser subsanada a todo correr en las versiones digitales de Internet.

Fue llamativo porque, en la comparecencia en la sede de la agrupación de Fuencarral -a la que Díaz acudió acompañada de Eduardo Madina (que, paradójicamente, fue el designado por la gestora para coordinar la ponencia marco), de la secretaria de Organización de Aragón, Pilar Alegría, también miembro de su equipo, y de dos de sus principales colaboradores, el secretario general de presidencia de la Junta de Andalucía, Máximo Díaz Cano, y del portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez- hizo evidente que esa era la propuesta de la que quería hablar.

Sin poderes reforzados

Sobre lo orgánico, en cambio, la presidenta andaluza trató de tirar balones fuera. Su texto no dista mucho en esa materia de lo que plantean los otros dos candidatos. Dice que se «impulsarán y regularán» los mecanismos para celebrar las consultas a los militantes a propuesta de los órganos colectivos del partido o de un porcentaje significativo de la militancia, y cita como asuntos sobre los que votarán los militantes la elección del líder del partido, la moción de censura y los acuerdos postelectorales.

En su espíritu, sin embargo, incorpora un reproche tácito a Pedro Sánchez: «La elección directa a través de primarias no transfiere un plus de poder para imponer decisiones y no exime de formar la posición del partido sobre el acuerdo y el diálogo». «La Secretaria General -concluye- ya está suficientemente reforzada».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate