La Rioja

El juez Velasco se va en medio de la tormenta política por 'Púnica' y 'Lezo'

El juez Velasco, que hasta ahora instruía dos de los casos de corrupción más mediáticos, a su llegada a la Audiencia Nacional, en 2015. :: ignacio gil
El juez Velasco, que hasta ahora instruía dos de los casos de corrupción más mediáticos, a su llegada a la Audiencia Nacional, en 2015. :: ignacio gil
  • Ocupará el 1 de junio una plaza en la nueva Sala de Apelación de la Audiencia Nacional y deja a medias a su sucesor estas dos causas que afectan al PP

El juez Eloy Velasco abandona el barco. El magistrado de la Audiencia Nacional que instruye dos de las causas que afectan al PP, los casos de corrupción 'Púnica' y 'Lezo', dejará el Juzgado Central de Instrucción número seis para ocupar a partir del 1 de junio una de las dos plazas de la Sala de Apelación del tribunal central, la nueva instancia que surge a raíz de la última reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

La decisión de Velasco ya estaba tomada desde hace meses, después de que le retirasen el juez de apoyo y tras no conseguir otras vacantes surgidas en el Tribunal Supremo o en un programa de la Comisión Europea. Finalmente ha encontrado acomodo en la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional en un momento particularmente turbulento. Con un PP muy tocado por el devenir de la investigación de dos procedimientos, las tramas 'Púnica', desde octubre de 2014, y 'Lezo', desde abril pasado, que han vuelto a mellar la confianza de los ciudadanos en el partido que lidera Mariano Rajoy.

La salida del juez nacido en Bilbao hace 54 años fue acordada ayer por el Consejo General del Poder Judicial. La Comisión Permanente aprobó por mayoría de seis votos a dos resolver el concurso de traslado de Velasco, que competía junto a otros 32 juristas por esta plaza. La otra vacante fue asignada a Enrique López, el magistrado de la Sala Penal de la Audiencia Nacional que fue apartado del juicio del 'caso Gürtel' para garantizar la apariencia de imparcialidad del tribunal dada su cercanía al PP.

La resolución de la Comisión Permanente fue avalada, entre otros, por el presidente del órgano de gobierno de los jueces, Carlos Lesmes, mientras que dos vocales considerados progresistas, Álvaro Cuesta (exdiputado del PSOE) y Pilar Sepúlveda, votaron en contra.

Para curarse en salud, dada la controversia que ha generado las condiciones para acceder a la nueva Sala de Apelación de la Audiencia (se trata de una segunda instancia penal que revisará las sentencias de la sala, tal y como sugirió el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para no generar indefensión a los condenados antes de recurrir al Tribunal Supremo), la comisión pidió un informe a su gabinete técnico. Y éste resolvió que, según la ley, «las plazas se darán a quienes, con más de 15 años de antigüedad, hayan prestado servicios al menos durante diez años en el orden jurisdiccional penal, prefiriéndose entre ellos a quienes ostenten la condición de especialista». En el caso de Velasco y López, el gabinete técnico valoró que la consideración de «especialistas» es un mérito preferente para optar a la plaza, y solo ellos de los otros 33 candidatos, algunos con número de escalafón superior, tienen esa catalogación.

Un sustituto temporal

Esta verificación se produce ante la posibilidad de que algunos de los postulantes recurran los nombramientos ante el Supremo. Una circunstancia que en ningún caso paralizaría la ocupación de la plaza. Por lo tanto, Velasco, quien fuera director general de Justicia de la Generalitat Valenciana entre 1995 y 2003 bajo la presidencia de Eduardo Zaplana, comenzará su nuevo periplo el 1 de junio y dejará el juzgado al que llegó en 2008 el día siguiente de que el BOE publique su cese.

La Comisión Permanente también acordó ayer anunciar la convocatoria del concurso de traslado para magistrados, en la que se ofertarán 27 plazas, entre ellas la correspondiente al Juzgado Central de Instrucción número seis que dejará vacante Velasco. Esta plaza se adjudicará por concurso ordinario para los destinos cuyos titulares se encuentren en la situación administrativa de servicios especiales. La razón es que el titular del juzgado que instruye los casos 'Púnica' o 'Lezo' es Manuel García-Castellón, magistrado de enlace ante Italia desde marzo de 2012. Hasta entonces, la tareas más urgentes del órgano pasarán a manos de Carmen Lamela, del Juzgado Central de Instrucción número tres.

El juez que sustituya a Velasco tendrá que hacer frente, además, a otras causas en fase de instrucción como Acuamed (la trama corrupta de contratos de agua en una empresa del Ministerio de Agricultura), la presunta conexión ETA-FARC, el fraude de la empresa dental Vitaldent o las actividades de la banda criminal Los Ángeles del Infierno.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate