La Rioja

Granados saldrá de prisión si paga 400.000 euros

  • El juez considera que el riesgo de fuga de quien fuera mano derecha de Aguirre ha disminuido tras el levantamiento del secreto del sumario

Francisco Granados lleva más de 30 meses privado de libertad. El 31 de octubre de 2014 el juez Velasco lo envió a la cárcel, después de desatarse el 'caso Púnica', la «gigantesca red» de tráfico de influencias en administraciones de varias comunidades. Y ahora, a punto de dejar la Audiencia Nacional, le deja una puerta abierta al exconsejero madrileño y exsecretario general del PP, al que ha impuesto una fianza de 400.000 para abandonar el centro penitenciario de Estremera.

El juez Velasco, en la que podría ser una de sus últimas resoluciones antes de incorporarse a su nuevo destino, modifica la prisión incondicional por la de prisión eludible con fianza a la vista de los últimos registros realizados en la causa en relación con Arpegio-Prisma, lo que disminuye el riesgo de que pueda influir en la destrucción y desaparición de pruebas, teniendo en cuenta también que ya se han levantado el secreto que pesaba sobre diversas piezas secretas, como la financiación irregular del PP de Madrid.

Además, a juicio del magistrado, también ha disminuido el riesgo de fuga ante el hecho del tiempo transcurrido y, del mismo modo, el juez Velasco considera positivo que Granados pueda acudir «en otras condiciones» al primer juicio oral de esta causa, el presunto chivatazo de la investigación por parte de dos guardias civiles.

No obstante, al no haber desparecido por completo los riesgos aludidos, el juez considera proporcional acordar la libertad de Granados una vez depositados 400.000 euros en metálico. En caso de depositar la fianza, quien fuera mano derecha de Esperanza Aguirre deberá comparecer ante el Juzgado Central de Instrucción número seis o el más cercano a su domicilio los días 1 y 15 de cada mes, facilitar número de teléfono y correo para ser localizado de forma permanente, fijar domicilio y tiene prohibido salir del territorio nacional sin autorización judicial.

Granados es, en la actualidad, el único implicado en 'Púnica' privado de libertad, después de que su socio y amigo de la infancia, David Marjaliza, abandonara la cárcel en diciembre de 2015 tras colaborar con la Justicia. En diciembre pasado, Granados pidió declarar ante el juez, lo que se interpretó como que iba a reconocer algunos delitos a cambio de beneficios penitenciarios. Nada más lejos de la realidad. Entonces, quien fuera secretario general del PP entre 2004 y 2011 no aclaró su elevadísimo patrimonio oculto en el extranjero.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate