La Rioja

Álvaro Ruiz-Mateos, en el juicio por presunta estafa: «La operación fue negociada por mi padre y los vendedores»

Los seis hermanos Ruiz-Mateos, durante el juicio.
Los seis hermanos Ruiz-Mateos, durante el juicio. / Cati Cladera (Efe)
  • El acusado, que permanece en prisión por otras causas, ha explicado que él "únicamente" era administrador de derecho de Dhul y Clesa y que cobraba 3.300 euros como "empleado" de Nueva Rumasa

El hijo menor del empresario fallecido José María Ruiz-Mateos, Álvaro Ruiz-Mateos, ha asegurado, durante su declaración este jueves en Palma como investigado en el juicio por la presunta estafa relacionada con la compra de dos hoteles, que la compra-venta "fue negociada" por su padre y los vendedores y que él la firmó, una vez negociada, "como avalista a petición de los vendedores".

El acusado, que permanece en prisión por otras causas, ha explicado que él "únicamente" era administrador de derecho de Dhul y Clesa y que cobraba un total de 3.300 euros como "empleado" de Nueva Rumasa. "Nunca he sido consejero de Nueva Rumasa", ha aseverado.

Ruiz-Mateos ha contestado así a las preguntas del fiscal Anticorrupción, Juan Carrau, que le acusa a él y a sus hermanos de no haber pagado el precio acordado, 11,7 millones de euros, por los hoteles Beverly Playa en Paguera (Mallorca) y Beverly Park en Maspalomas (Gran Canaria) y pide siete años de cárcel para cada uno.

«Mi padre era el único dueño»

El hijo del empresario se ha referido en diferentes ocasiones a que su padre era "el único dueño" de las compañías y ha asegurado no conocer "el día a día" ni de Dhul ni de Clesa y, preguntado por las operaciones de compra de los hoteles, le ha dicho al fiscal: "Habría que preguntarle a mi padre".

Así, ha destacado que la operación fue llevada a cabo por su padre y por su grupo, apoyado en lo financiero por Manuel Sánchez y en lo legal por Joaquín Yvancos. "La operación se negocia y una vez negociado, se me avisa para avalar", ha respondido.

Sobre las distintas hipotecas llevadas a cabo, Ruiz-Mateos ha hecho hincapié en que no tenía "ni idea" y se ha remitido al "cuerpo técnico" de las empresas del grupo. "Yo no pintaba nada", ha admitido.

En un momento dado de crispación manifiesta, el fiscal ha acabado diciendo: "Aquí las preguntas las hago yo" y tras preguntarle acerca de los riesgos y endeudamientos de las empresas que formaban parte del grupo, Ruiz-Mateos le ha respondido: "Se lo digo, que lo llevaba todo mi padre".

Ruiz-Mateos: «¿Por quién nos toma?»

"¿Por quién nos toma? Me está diciendo a la cara que mi padre nos decía que no pagásemos", ha dicho el menor de los Ruiz-Mateos al ser preguntado por posibles instrucciones de su padre para que no pagasen los hoteles. Tras intervenir el presidente del tribunal, ha contestado que no tenía "ni idea" y que si fuera así "habría que denunciarlo".

Asimismo, el presidente también ha detenido el interrogatorio del fiscal y ha llamado la atención a dos familiares del declarante y les ha advertido: "Si seguimos riéndonos, nos vamos de la sala".

El interrogatorio del fiscal ha empezado sobre las 10.40 horas, tras acordarse las distintas cuestiones previas, y ha terminado cerca de las 13.15 horas.

En concreto, están acusados, además de Álvaro, Zoilo, José María, Javier -también en prisión-, Alfonso y Pablo Ruiz-Mateos, además de Jose María Ruiz-Mateos, su padre, empresario fundador de Rumasa y Nueva Rumasa, fallecido en septiembre de 2015.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate