La Rioja

La UCO apunta a que una conocida magistrada dio el chivatazo

  • La juez fue la primera en avisar al presidente de 'La Razón' de que se estaban pinchando móviles, pero luego hubo más filtraciones

Madrid. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil apunta con nombre y apellidos. Los investigadores sospechan que una conocida magistrada fue la persona que alertó, al menos la primera vez, a la trama corrupta que lideraba Ignacio González que estaba siendo investigada y que las pesquisas se centraban en los pufos de la trama por sus negocios de blanqueo en Sudamérica a través del Canal de Isabel II.

La pista, que puede desembocar en una investigación independiente con graves consecuencias, la dio el propio González en una conversación con el exministro Eduardo Zaplana el 22 de noviembre de 2016 y que consta en los atestados de la Guardia Civil. El expresidente madrileño le explicó al exministro que días antes había estado en un almuerzo de colaboradores de 'La Razón' y que coincidió en la misma mesa, entre otros directivos del grupo editorial, con el presidente del rotativo, Mauricio Casals, imputado en esta causa por coacciones a la presidenta de Madrid y su entorno, junto al director del periódico, Francisco Marhuenda.

Según González, en un momento dado Casals le preguntó sobresaltado. «¿Tú le has dicho a Edmundo esto que tenemos?». Casals se refería a Edmundo Rodríguez Sobrino, consejero delegado de 'La Razón' y expresidente de Inassa (la filial sudamericana del Canal de Isabel II usada por la trama para blanquear en Brasil), ahora detenido. «Edmundo está acojonado. Me ha dicho que le están grabando», afirmó González que le había contado Casals, al tiempo que le reveló que chivatazo a los directivos de 'La Razón' provenía «de una amiga de la casa que es magistrada».

A partir de ahí, Rodríguez Sobrino comenzó a tomar precauciones al teléfono. También lo comenzó a hacer poco después González y el resto de los imputados. Varios de los ahora imputados, además, intentaron durante principios de este año contactar con otros «estamentos oficiales» para confirmar el alcance de las investigaciones y que las pesquisas iban mucho más allá del caso sobre la compra del ático de González en Marbella. Algunas de estas gestiones tuvieron éxito, por lo que no solo la magistrada habría filtrado información a los investigados.

Grave perjuicio

El chivatazo al actual consejero de 'La Razón', explican fuentes del operativo, perjudicó «gravemente» el desarrollo de la operación, ya que el papel de Rodríguez Sobrino en la maquinaria de blanqueo de la trama Lezo era clave. El directivo del grupo editorial, destituido del Canal tras aparecer su nombre en los 'papeles de Panamá', era una de las personas que aparece junto a Ignacio González en Cartagena de Indias portando unas sospechosas bolsas en un vídeo grabado por unos supuestos espías.

Según la Guardia Civil, las supuestas coacciones a Cristina Cifuentes y a su equipo por parte de Marhuenda y Casals fueron precisamente para conseguir que los nuevos responsables de la Comunidad de Madrid dejaran de colaborar con la Fiscalía en una investigación que afectaba directamente a Rodríguez Sobrino, quien ahora era directivo del diario madrileño.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate