La Rioja

El último de una larga lista de expresidentes investigados

Ignacio González pasó ayer a engrosar la amplia lista de expresidentes autonómicos que han sido investigados por la Justicia, y en algunos casos condenados. Es el caso de Jaume Matas (PP), que, con varias condenas a sus espalda, cumplió condena en la cárcel de Segovia. Entre los exjefes de Ejecutivos regionales que acabaron entre rejas se encuentra el navarro Gabriel Urralburu (PSOE), por sendos delitos de cohecho continuado y contra la Hacienda Foral, y el aragonés José Marco (PSOE), que fue condenado por malversación de caudales y falsedad en documento público.

De ir a prisión se salvó el exjefe del Ejecutivo de Cantabria Juan Hormaechea (regionalista y PP), que fue indultado por el Gobierno después de haber sido condenado por malversación de caudales públicos. En el caso de Javier Otano (PSOE), presidente de Navarra entre 1995-1996, que fue acusado de encubrir un delito cohecho, la Audiencia Provincial lo declaró prescrito en el 2004. El exlehendakari Juan José Ibarretxe (PNV) declaró como imputado en enero de 2007 por reunirse con representantes de Batasuna, aunque el caso fue sobreseído por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

En las filas de los que fueron absueltos se sitúan Francisco Camps (PP), presidente valenciano entre 2003 y 2011; Demetrio Madrid (PSOE), de Castilla y León entre 1983 y 1986; y Gabriel Cañellas (PP), de Baleares desde 1983 hasta 1995.

En la actualidad, están pendientes de juicio los exmandatariso andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, por el 'caso de los ERE' y el murciano Pedro Antonio Sánchez. El popular, que dimitió a principios de abril, está siendo investigado en el Tribunal Superior de Justicia de Murcia por el 'caso Auditorio'; además, el juez Eloy Velasco ha pedido que sea investigado por su presunta participación en la trama 'Púnica'.