La Rioja

El juez archiva provisionalmente el caso sobre la desaparición de Diana Quer

Santiago. El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Ribeira, en A Coruña, decretó ayer el sobreseimiento provisional de la causa por la desaparición de la joven madrileña Diana Quer. Su pista se perdió el pasado 22 de agosto en las fiestas de A Pobra do Caramiñal y, según el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, por el momento, «no existen indicios» para proceder contra «alguna persona determinada». Lo que parece establecido es que la desaparición no fue voluntaria. Un extremo que exige «continuar con la investigación» sobre el caso.

Los padres de la joven acudieron ayer personalmente a los juzgados de Ribeira para reunirse con el magistrado, que les explicó los motivos de su decisión, así como la intención de levantar el secreto de sumario que hasta ahora pesaba sobre las actuaciones. En este punto hubo discrepancia. A la entrada del edificio judicial, la madre, Diana López-Pinel, se mostró contraria a divulgar las diligencias al entender que «no beneficia a nadie».

En el auto, fechado este 19 de abril, el juez, Félix Isaac Alonso, apunta que «se encuentran abiertas varias líneas de investigación policial», sin que «en ninguna de ellas conste en el momento actual la existencia de indicios superiores a las meras sospechas frente a personas» concretas.

Del mismo modo, recuerda la «complejidad» de las pesquisas, que incluyen «el análisis y cotejo de gran cantidad de datos de tratamiento telefónico» y que podrían prolongarse en el tiempo. Justifica así el sobreseimiento provisional, con el objetivo de no incrementar «injustificadamente» los tiempos de la instrucción.