La Rioja

Crece la preocupación en Podemos por su incapacidad para rentabilizar la crisis del PSOE

Iglesias, junto a Errejón y el resto de su 'gobierno en la sombra', reunidos ayer en Madrid. :: E. n. / efe
Iglesias, junto a Errejón y el resto de su 'gobierno en la sombra', reunidos ayer en Madrid. :: E. n. / efe
  • Iglesias reúne por primera vez su «gobierno en la sombra» para buscar la forma de desarticular «la trama» que gobierna España

MADRID. Podemos hace tiempo que no atrae a los votantes descontentos del PSOE, y eso les preocupa. Las encuestas indican que aunque la formación morada mantiene sus apoyos, en torno al 21 y 22%, no logra capitalizar el desplome socialista. Unos datos que disgustan a Pablo Iglesias y su círculo, que reconocen su incapacidad para estimular un trasvase de electores que permanece cerrado pese a la debilidad de unos socialistas sin líder. Con ese objetivo sobre la mesa, el secretario general de Podemos reunió ayer en Madrid por primera vez a su 'gobierno en la sombra', un órgano encargado de dibujar políticas de Estado, según se dijo en la asamblea de Vistalegre II.

Un debate, explicó Iglesias, de los «mejores cerebros» de dentro y fuera de Podemos, entre los que se encuentran el grueso de la dirección o personajes afines como Juan Carlos Monedero, Carolina Bescansa o el exjefe de Estado Mayor general José Julio Rodríguez. Ese foro discutió la nueva estrategia del partido para desarticular lo que en Podemos llaman «la trama», una conjunción de políticos, empresarios, banqueros y medios de comunicación que mueven los hilos en España, y alcanzar el Gobierno en 2020. La cúpula del partido morado no cree, a diferencia de otros análisis, que se produzca un adelanto electoral.

Ni el revés sufrido por el Gobierno esta semana con el rechazo al decreto de la estiba ni el acuerdo de la oposición para investigar la financiación ilegal de los populares han hecho cambiar la opinión de Iglesias. «No soy optimista. Por desgracia, el PP es un Gobierno que se sostiene con una cierta estabilidad por parte de PSOE y Ciudadanos, que forman parte de un bloque de restauración y una triple alianza que no sólo han acordado la investidura, sino políticas estratégicas», remarcó el líder de Podemos.

De ahí que el sobrenombre del gobierno del cambio sea 'Rumbo 2020'. Podemos considera que el cambio se podrá producir a partir de 2019 -en las elecciones locales y autonómicas- y se prepara para sobrevivir hasta entonces sin caer en las mismas dinámicas que los partidos tradicionales y con un enemigo a batir, «la trama».

Un nuevo concepto que el partido de Iglesias ha acuñado en las últimas semanas como sustitutivo de la casta y con el que se refiere a las relaciones de poder que, según denuncian, existen en España entre el sector empresarial, el político y parte de la cúpula empresarial aunque no acaban de señalar a sus supuestos integrantes ni de explicar cómo funciona o qué consecuencias tiene. «La trama es la clave para entender el bloque de poder en España, que es lo que explica la corrupción, la manera de gobernar del PP, pero también en algunos casos del PSOE», explicó Iglesias.

El líder de Podemos apostó también por una política de Estado que asuma desafíos, «que renueve y que jubile, de una vez, a los miembros de la trama decadente que representa cada vez más el pasado y menos el futuro». Para ello, se ha propuesto acabar con las puertas giratorias por las que exministros y expresidentes acceden a puestos de representación en empresas, un sistema que, a su entender, es una forma de «corrupción legal», que Iglesias dice que está decidido a erradicar en cuanto Podemos llegue al Gobierno.