La Rioja

Granados pide que Aguirre testifique en el 'caso Púnica' para probar su inocencia

Francisco Granados y Esperanza Aguirre, en una imagen de 2011. :: mondelo / efe
Francisco Granados y Esperanza Aguirre, en una imagen de 2011. :: mondelo / efe
  • El presunto 'cabecilla' de la trama busca que la expresidenta aclare sus competencias políticas y solicita al juez Velasco una batería de testigos

madrid. El preso Francisco Granados va a por todas en el 'caso Púnica'. En prisión provisional desde noviembre de 2014 por esta trama de tráfico de influencias que salpica a administraciones de varias comunidades, el exviceconsejero de Esperanza Aguirre en Madrid pidió ayer al juez que cite a declar a la expresidenta regional como testigo. Quiere que aclare que él carecía de la «superioridad jerárquica» que le atribuyen los investigadores para influir en contrataciones públicas.

La primera decisión sobre la declaración de Aguirre la deberán de tomar las fiscales del caso. Posteriormente será el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco quien resuelva. Existen dos posibilidades. Que la actual portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid comparezca como testigo y con obligación de decir verdad, o que lo haga como investigada acompañada de un abogado.

La defensa de Granados considera «necesaria» su declaración para que explique cuál fue el papel que éste desempeñó en la Comunidad de Madrid. También para que indique la influencia que pudo ejercer sobre otros consejeros y «si tenía o no la supuesta superioridad jerárquica que se le atribuye en algunos informes» de la Guardia Civil.

Entre otras cuestiones, Granados quiere además que Aguirre señale qué influencia tuvo él «en la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana de Valdemoro, en los conciertos de colegios y en cualesquiera otros asuntos urbanísticos; así como si los altos cargos de su consejería lo fueron por decisión suya, en calidad de presidenta, por ser de su confianza».

La defensa de Granados reclama, del mismo modo, testificales relacionadas con la empresa pública Arpegio, cuyas presuntas irregularidades investiga el juez en una de las 16 piezas separadas de 'Púnica'. En concreto, la del consejero y presidente de Nuevo Arpegio, Jaime González Taboada, o la del exgerente de Arpegio Áreas de Promoción Empresarial, Eduardo Larraz.

Granados, que fuera secretario general del PP de Madrid (2004-2011), pide la comparecencia de los exconsejeros regionales Mariano Zabía, Beatriz María Elorriaga, Ana Isabel Mariño y Santiago Fisas, los exalcaldes de Getafe Pedro Castro y Juan Soler o el de Alcalá de Henares, Bartolomé González, para que aclare si es cierto que David Marjaliza, investigado arrepentido y 'cabecilla' empresarial de la trama, le entregó 60.000 euros.