La Rioja

Un tuit sobre Germanwings motiva la primera condena por catalanofobia

Homenaje a las víctimas del accidente aéreo de Germanwings.
Homenaje a las víctimas del accidente aéreo de Germanwings. / Lluis Gené (Afp)
  • "Poca mierda veo en Twitter para haberse estrellado un avión lleno de catalanes", publicó el condenado en la red social

Un internauta ha aceptado una pena de ocho meses de cárcel por publicar tuits xenófobos, entre ellos uno que hacía escarnio de las víctimas catalanas del accidente aéreo de Germanwings, en la primera sentencia firme por catalanofobia que se dicta en Cataluña.

La sentencia prevé que el acusado pueda eludir su ingreso en prisión, a condición de que no vuelva a delinquir, siga un curso sobre derechos humanos y no discriminación y retire los mensajes xenófobos de su perfil de Twitter en un plazo de quince días, lo que deberá ser comprobado por los Mossos d'Esquadra.

El acusado, que ha sido condenado por un delito contra los derechos fundamentales por el que deberá pagar 720 euros, publicó el 24 de marzo de 2015 un tuit que se burlaba de los pasajeros fallecidos en el accidente del avión de Germanwings que se estrelló en los Alpes: "Poca mierda veo en Twitter para haberse estrellado un avión lleno de catalanes".

En la investigación que abrió en relación con ese mensaje, la Fiscalía detectó que el acusado había publicado "multitud de mensajes de naturaleza racista y xenófoba" entre los años 2014 y 2015.

"Insisto: España debería pasar a llamarse Subnormalia y Murcia debería ser considerada la Subnormal profunda", "Mandela? Un negro que no sale en 'Callejeros viajeros' ni es negro ni es ná" o "Que una mujer barbuda gane Eurovisión os parece escandaloso pero que otra gobierne España no tanto" son algunos de los mensajes que el condenado había publicado en su cuenta de Twitter, @Carloskonami.

Además del comentario sobre las víctimas de Germanwings, el procesado publicó otros tuits sobre los catalanes, como "Los españoles tenían el Seat 600 y los catalanes los 600 millones que trincó la familia Pujol. Para que luego digan que somos tan distintos" o "El thriller catalán del futuro serán cortometrajes: a los cinco minutos los dos mossos protagonistas habrán matado a cualquier sospechoso".