La Rioja

Los afiliados del PSC votarán en las primarias del PSOE pero deberán inscribirse antes

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández (i), y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta.
El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández (i), y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. / Ballesteros (Efe)
  • Ambas formaciones han finalizado los trabajos de la comisión bilateral, que ahora trasladará a las direcciones "una propuesta de acuerdo que profundiza en la naturaleza política del proyecto que comparten"

Los afiliados del PSC participarán en las primarias para elegir al secretario general del PSOE pero deberán expresar su voluntad de incorporarse al censo electoral "específico" que se creará para el proceso congresual del 39 Congreso, según el acuerdo al que han llegado ambos partidos.

Ambos han informado a través de un comunicado pactado de que han finalizado los trabajos de la comisión bilateral PSOE-PSC, que ahora trasladará a las direcciones de ambos partidos "una propuesta de acuerdo que profundiza en la naturaleza política del proyecto político que comparten las dos organizaciones y su articulación".

Según lo pactado en la comisión bilateral, "se hará una propuesta a las direcciones para establecer las políticas de alianzas y pactos electorales y sobre el mecanismo de participación de los afiliados del PSC en el congreso del PSOE".

En este punto se ha acordado que los militantes del PSC participarán en el proceso de primarias para la elección de la Secretaría General del PSOE.

Los militantes del PSC que cumplan con los mismos requisitos exigidos a los del PSOE conformarán un censo "específico" para todo el proceso congresual.

Los responsables de organización de PSOE y PSC determinarán el procedimiento para que los afiliados catalanes trasladen su voluntad de incorporarse a dicho censo.

El PSOE y el PSC llevan revisando su protocolo de relaciones desde que en la última sesión de investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, los socialistas catalanes -además de otros diputados del PSOE- rompieron la disciplina de voto y se opusieron, frente a la abstención que había acordado la gestora.

Pese a que en algún momento se barajó la posibilidad de romper las relaciones, e incluso de que el PSOE creara su propia marca en Cataluña, finalmente se decidió crear una comisión bilateral para tratar de mejorar un documento firmado en 1978, que no se había tocado desde entonces y que garantiza la participación de los socialistas catalanes en los órganos de dirección socialista.

Además, la comisión bilateral ha acordado reforzar la Comisión de Coordinación Política creada en julio de 2013 con 4 miembros de cada formación política para hacer seguimiento de los acuerdos.

Esta comisión bilateral ha estado integrada por dos antiguos negociadores, Elena Valenciano (PSOE) y Antonio Balmón (PSC), que ya se encargaron de recomponer las relaciones entre sus dos fuerzas políticas en 2013, cuando también estuvieron al borde de la ruptura porque los catalanes votaron en el Congreso a favor del derecho de autodeterminación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate