La Rioja

Momento en el que los agentes entran en la casa de la detenida. :: r. c.
Momento en el que los agentes entran en la casa de la detenida. :: r. c.

La viuda yihadista detenida en Alicante buscaba un nuevo marido terrorista

  • La española Dolores Hidalgo estaba dispuesta a emigrar al 'Califato' con sus cuatro hijos

madrid. Dolores Hidalgo, la española de 36 años detenida ayer en Alicante, no solo colaboraba con el Daesh haciendo proselitismo del Estado Islámico en las redes sociales durante varias horas al día. Hidalgo era la viuda del yihadista marroquí Mohamed Belguin Ikhlaz, muerto en Siria al poco de llegar en 2014 para integrarse en las filas del Daesh. Ahora, siguiendo los preceptos del Estado Islámico, buscaba en internet desde hace meses un nuevo marido muyahadin para volverse a casar.

La mujer, según los mandos de los servicios antiterroristas, tenía la intención de llevarse con ella a Siria a sus cuatro hijos: una niña de 6 años y tres varones de 4, 7 y 15 años, que fueron puestos en manos de los servicios sociales de la Comunidad de Valencia. Los tres mayores, apuntan estas mismas fuentes, habían sido sometidos desde antes de la muerte de su padre a un «durísimo» proceso de radicalización por parte de Hidalgo.

En la casa de esta mujer en la calle Pintor Antonio Amorós, en el barrio de Juan XXIII de Alicante, la Policía encontró armas de entrenamiento (de aire comprimido) pertenecientes a su marido. Los agentes también se incautaron de abundantes efectos informáticos en los que esperan encontrar pistas sobre los contactos de Hidalgo con reclutadores del Daesh en Siria.

Esta mujer estaba sometida a un estricto seguimiento policial desde que en 2014 los servicios antiterroristas supiera de la marcha de su marido a Siria. Entonces, ella misma intentó reunirse con Belguin Ikhlaz, portando consigo a sus cuatro hijos. Primero lo intentó sin éxito en avión desde España y, luego, por carretera. Sin embargo, abortó sus planes cuando se encontraba en Francia y se enteró del fallecimiento de su esposo. No obstante, ahora había retomado su idea de volver al 'Califato' con un nuevo marido.

La Policía también arrestó ayer en Vitoria a un marroquí de 41 años, retornado desde Siria después de haber sido instruido por el grupo terrorista Al Nusra, filial de Al Qaida, y que se dedicaba a la captación de jóvenes en la comarca guipuzcoana de Tolosaldea.