La Rioja

Catalá carga contra las fiscales rebeldes y cree que el presidente de Murcia no debe dimitir

El ministro de Justicia, Rafael Catalá.
El ministro de Justicia, Rafael Catalá. / Emilio Naranjo (Efe)
  • El ministro niega cualquier injerencia en la actuación del fiscal general y dice que «la anomalía» es que las fiscales se negaran a firmar el escrito en el que sus superiores piden no investigar a Sánchez por la trama Púnica

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, considera que lo que es "anómalo" en la causa contra el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, es que las fiscales del caso Púnica se hayan negado a firmar el escrito de la Fiscalía Anticorrupción en el que pide que no se le investigue y, además, que la discrepancia se haya divulgado.

"Quizá quien tiene el problema son las fiscales, ya que no se ha mantenido su criterio", ha añadido. El ministro ha recordado que los informes de la cúpula de la Fiscalía eran discordantes con los de los dos representantes de la Fiscalía Anticorrupción y ha señalado que en este caso el criterio que se impone, "lógicamente", es el de los superiores, en una institución como la fiscalía que es, ha subrayado, "jerarquizada". "Cada uno de los fiscales tiene autonomía pero al final tiene que haber una voz única" y la fija el criterio de la Fiscalía General del Estado, ha añadido.

A su modo de ver, lo que es "bastante anómalo" es que no se acate esa orden. Es más, se ha referido al fondo del asunto que se investiga, recordando que a Sánchez se le quiere acusar pese a que no llegó a firmar nada con la trama Púnica.

Asimismo, ha negado que exista ningún tipo de injerencia o indicación por parte del Gobierno a la Fiscalía General del Estado para que no actúe en contra del presidente de Murcia. "Ninguna injerencia, ninguna indicación, ninguna interferencia en la actividad de la Fiscalía", ha insistido.

«No debe dimitir»

Catalá ha considerado asimismo que el presidente de Murcia no debe dimitir por su imputación en el 'caso Púnica' y ha coincidido con el propio Sánchez en que la renuncia solo debería exigírsele cuando haya una "imputación formal", es decir, la apertura de juicio oral. "La imputación, en mi opinión, no debería llevar a la dimisión, sino que ésta debería venir, en su caso, tras la apertura de juicio oral. Hasta esa fase no se deberían exigir responsabilidades políticas", ha señalado Catalá.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha abierto una causa contra Sánchez por cohecho, fraude y revelación de información vinculados con su presunta participación en la trama Púnica. Sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción no ha presentado acusación contra él. En cuanto a la posible dimisión, el presidente murciano aseguró que dimitirá si hay "una imputación formal". Por su lado, Ciudadanos ha advertido de que si no renuncia cuando sea citado como imputado por el Tribunal Superior murciano, ello vulnerará el pacto de investidura firmado con el PP tanto en Madrid como en Murcia.

El caso de La Rioja

Por otro lado, Catalá ha calificado de "error absoluto" la información que publica El Mundo según la cual la Fiscalía también intervino para no imputar al expresidente riojano Pedro Sanz por la construcción de un chalé en terrenos ilegales, porque en ese caso no hubo modificación de criterio por parte del fiscal.