La Rioja

Rajoy cuestiona a Rufián: «En política no hay absurdo imposible»

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en la sesión de control al Gobierno.
El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en la sesión de control al Gobierno. / Efe
  • El diputado de Esquerra cita al presidente «en las urnas» mientras el jefe del Ejecutivo insta a los independentistas al «nada exótico» cumplimiento de la ley

  • Soraya Sáenz de Santamaría reprocha a Ciudadanos su crítica al sistema de nombramientos del TC por «dar argumentos» a los independentistas

La pregunta de Gabriel Rufián en la sesión de control de hoy llevaba implícita una crítica a la estrategia de la Moncloa frente al desafío independentista: “¿Está usted de acuerdo con la judicialización del proceso catalán?” El destinatario era Mariano Rajoy, que ha querido diferenciar entre el debate político y la obligación de respetar la legalidad vigente y las resoluciones del Tribunal Constitucional, que ayer actuó contra la presidenta del Parlament por desobediencia. “Puedo asegurarle que no es nada exótico, ocurre en todos los países democráticos del mundo y mejor que ocurra así, porque si al final tenemos que distinguir entre personas que no están sujetas a la ley y personas que sí, acabaremos teniendo un problema muy serio”, ha advertido el jefe del Ejecutivo. Pero la polémica estaba servida.

“Creo que lo he entendido”, ha comenzado el diputado de Esquerra su réplica. “El imperio de la ley, su ley, usted lo llama no ser exótico y yo creo que quizá es ser un tanto indecente”, ha censurado Rufián. En sus papeles figuraba una lista de reproches que, a su entender, ocurren pese a las normas que rigen el sistema español.

De “conspiraciones de 'condeduquesolivares' en despachos” ha tildado las supuestas conservaciones del exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en busca de posibles casos de corrupción atribuibles a los nacionalistas catalanes. Y del mismo modo, ha criticado que los ciudadanos “paguen ratos de relax y asueto a gente muy campechana” o que “se reciba a pelotazos” a los inmigrantes que llegan “a nado” al país. “No hay ley por encima de la decencia y la democracia es imparable. Nos vemos en las urnas, señor Rajoy”, ha concluido su intervención.

“Escuchándole a usted me viene a la memoria una frase: en política no hay absurdo imposible, señor Rufián, no lo hay”, ha respondido el presidente. Y mientras Rufián agitaba en pie un recorte de periódico con fotos de 33 jueces “defendiendo” la consulta soberanista, Rajoy ha repasado “las reglas básicas de la democracia” y ha insistido en que hay “libertad de pensamiento”, pero no “impunidad”. “Cuando no tiene razón -ha afeado- para llamar la atención saca un papel y hace eso que he dicho, lo absurdo”.

El TC, a debate

Pero no ha acabado ahí el debate sobre Cataluña. Aunque Albert Rivera preguntaba esta mañana por el sistema de nombramientos del Tribunal Constitucional y pedía “valentía” para acometer su reforma, el debate ha derivado hacia el reto independentista. “Ciudadanos discrepa de este sistema en el que Ferraz y Génova (PSOE y PP) se disputan los tribunales, nosotros queremos una verdadera separación de poderes”, ha reivindicado el presidente de la formación liberal, que censura los pactos políticos para el reparto de magistrados en el TC, donde se acaba “reproduciendo el Parlamento”.

“La mayor muestra de respeto a la independencia (del Constitucional) es no dar argumentos a quienes la critican cada día”, le ha espetado la vicepresidenta del Gobierno. En un llamamiento implícito a cerrar filas en la defensa del tribunal que pone límites al proceso independentista, Soraya Sáenz de Santamaría ha recordado que “en los asuntos más importantes”, los magistrados adoptan sus decisiones por “unanimidad”. “Eso demuestra que para esos magistrados su primer y único deber es con la Constitución que interpretan y su única responsabilidad, con el pueblo español”, ha concluido el debate sin más turno de réplica.