La Rioja

Puigdemont acusa al Estado de «flirtear» con el «uso de la fuerza» para combatir al independentismo

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. / Efe
  • El dirigente nacionalista ha denunciado además que "el Tribunal Constitucional ha perdido mucha credibilidad porque está sumamente politizado"

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha mostrado esta tarde su preocupación por el "flirteo constante" hacia los "confines de las costuras democráticas" en que se ha instalado la política española. El jefe del Gobierno catalán se ha referido con estas palabras a las continuas apelaciones que se hacen a su juicio al artículo 155 de la Constitución, "a veces frivolizando o festejando con el uso de la fuerza, o al hecho de menospreciar la Generalitat como institución". "Esto me preocupa como demócrata", ha señalado el presidente catalán, que ha denunciado la "inmovilidad permanente" del Gobierno central ante la cuestión catalana, que el propio presidente Rajoy sitúa -según Puigdemont- como "el reto más importante que tiene el Estado".

Carles Puigdemont ha hecho estas declaraciones en el transcurso de una conversación con la portavoz del grupo parlamentario de la CUP, Anna Gabriel, que ha organizado el diario El Punt Avui en Barcelona. El presidente de la Generalitat ha acusado al Estado de "incumplir la Constitución española" cuando desde el Gobierno central se habla de otros interlocutores en Cataluña al margen de la Generalitat. "El presidente de la Generalitat es el representante ordinario del Estado en Cataluña y que alguien desde el Estado diga que se puede gobernar y hacer política al margen del representado ordinario del Estado español en Cataluña es que está yendo directamente en contra de la Constitución española ", ha remarcado.

El dirigente nacionalista ha denunciado además que "el Tribunal Constitucional ha perdido mucha credibilidad porque está sumamente politizado". "Ya no es una sentencia, es un sistema que genera preocupación por la salud democrática", ha asegurado. "La justicia es un problema", ha dicho.

Tanto Puigdemont como Anna Gabriel se han comprometido con el referéndum, el día después de que el Constitucional anulara sus planes para la convocatoria de la votación. "El Gobierno catalán está preparado para hacerlo con todas las garantías y que sea un éxito, con una doble victoria de participación y de resultado". Carles Puigdemont ha señalado que hay coincidencia con la CUP en las condiciones del referéndum, que tendrá "una pregunta clara y una respuesta binaria, también clara". "Estoy convencido de que nos pondremos bastante de acuerdo con la pregunta", ha señalado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate