La Rioja

La fiscal de Barcelona estudia querellarse por las amenazas

barcelona. La fiscal en jefe de Barcelona, Ana Magaldi, denunció ayer haber sufrido insultos y amenazas por parte de un grupo de manifestantes independentistas a la salida del juicio del 9-N el viernes pasado. Magaldi reveló que estudia los hechos por si pudieran ser constitutivos de algún tipo penal por el que incoar diligencias. La representante del Ministerio Público explicó que «valorará si hay que investigar» al joven que se le acercó y le increpó después de que una treintena de secesionistas que se movilizaron a las puertas del Tribunal Superior de de Cataluña contra el juicio le gritaran: «Eres una mierda, fascista, vete de Cataluña». Ocurrió en dos ocasiones, según su versión. A continuación, cuando ya abandonaba el palacio de justicia, el joven salió corriendo en dirección a ella. «Temí por mi integridad», aseguró. «El joven -añadió la fiscal- no llevaba nada en las manos, pero su mirada no se me olvidará nunca».

La Fiscalía General del Estado emitió el lunes un comunicado para denunciar los hechos, que recibieron un rechazo unánime de las fuerzas constitucionalistas, mientras que el soberanismo aprovechó para cargar contra el Estado y la Fiscalía. El Gobierno catalán aseguró que en la movilización «pacífica y cívica» del 6 de febrero no hubo incidentes. Artur Mas, que redujo lo sucedido a dos o tres personas, acusó al Estado de querer presentar al movimiento soberanista como violento e intolerante porque el juicio del 9-N no le ha salido bien.