La Rioja
Íñigo Errejón.
Íñigo Errejón. / Zipi (Efe)

Errejón: «Asumo las consecuencias de haber defendido mis ideas»

  • El ex número dos de Podemos acepta la posibilidad de perder la Portavocía en el Congreso, aunque se declara dispuesto a seguir desempeñando esta labor

  • Pide que en la nueva dirección del partido su corriente ocupe un 40% de los puestos

Íñigo Errejón ha comparecido hoy tras la que podría ser su última Junta de Portavoces del Congreso. El próximo sábado, el nuevo Consejo Ciudadano Podemos nacido este fin de semana en Vistalegre deberá decidir qué lugar ocupa ahora el ex número dos de Podemos y que tareas desempeña a partir de ahora. Todo apunta a que deberá pagar un precio por la rebelión que ha liderado contra Pablo Iglesias y de la que ha salido claramente derrotado. Se da casi segura su sustitución como portavoz parlamentario, un puesto para el que suena con fuerza Irene Montero, actual portavoz adjunta y mano derecha del secretario general. En cuanto a la ejecutiva de Podemos, Iglesias ya ha anunciado que le ofrecerá un puesto en ella aunque está descartado que sea al frente de la Secretaría Política, un área de mucho peso y recursos que ha permitido a Errejón plantar batalla al poder del líder del partido a lo largo de los últimos meses.

Iglesias y Errejón hablaron ayer sobre la nueva situación en Podemos y volverán a hacerlo en las próximas horas. El secretario político, que ha asegurado desconocer las intenciones del secretario general sobre su futuro, se ha declarado hoy dispuesto a asumir todas las consecuencias por haber defendido sus ideas, algo de lo que, ha remarcado, no se arrepiente y está orgulloso. En esta línea, Errejón ha afirmado que estará allí donde le coloque el Consejo Ciudadano, encargado a partir de ahora de elegir la ejecutiva.

Pese a aceptar el futuro que depare para él el secretario general, Errejón ha señalado que para él sería un honor continuar como portavoz parlamentario. Incluso, aunque se viera obligado a defender en el hemiciclo de la Cámara baja posiciones ideológicas contra las que ha combatido en la Asamblea de Ciudadanos. Lo haría, ha justificado, porque ese es el mandato de las bases.

Nueva ejecutiva

Según el nuevo modelo organizativo de Podemos, el Consejo de Coordinación -nombre oficial de la dirección nacional- estará compuesto por entre 10 y 20 personas. Es segura la presencia de los más fieles de Iglesias. Estos son, Pablo Echenique, nuevo número dos del partido, Irene Montero o Rafa Mayoral. Además, Iglesias ha avanzado su intención de contar con Errejón, el también crítico Pablo Bustinduy y el anticapitalista Miguel Urbán. Suenan también con fuerza Gloria Elizo, Noelia Vera y Sofía Castañón. Las tres son destacadas 'pablistas'

Hoy Errejón ha recordado que en su propuesta organizativa, derrotada en Vistalgre II, se fijaba que la dirección fuera un reflejo de los equilibrios de las diferentes corrientes dentro del Consejo Ciudadano. De ser así, ha añadido, a su equipo le correspondería un 40% de los asientos en el Consejo de Coordinación. En el documento ganador de Iglesias, en cambio, no figura ningún requisito de proporcionalidad. Así las cosas, la composición de la dirección será la que el secretario general y su amplia mayoría en el Consejo Ciudadano decidan.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate