La Rioja

Los restos de Francisco Franco descansan frente al altar de la basílica del Valle de los Caídos. :: A. FERRERAS
Los restos de Francisco Franco descansan frente al altar de la basílica del Valle de los Caídos. :: A. FERRERAS

El PSOE saca del cajón su iniciativa para exhumar los restos de Franco

  • Los socialistas incluyen una iniciativa para desarrollar la ley de la Memoria Histórica en su última ofensiva en el Parlamento frente al PP

Madrid. El PSOE está en plena ofensiva para demostrar a sus militantes y al electorado progresista que su disposición a pactar con el PP asuntos clave para la estabilidad institucional no implica una renuncia a sus posiciones históricas. A lo largo de este mes pretende tramitar en el Congreso otras tres iniciativas que le permitan escenificarlo. Y ayer le tocó el turno a la exhumación de los restos de Francisco Franco en el Valle de los Caídos.

La exigencia no es en absoluto novedosa. Está comprendida entre las muchas propuestas que ya planteó al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero la comisión de expertos creada en 2011 para determinar la mejor manera de cumplir la ley de memoria histórica, que había sido aprobada cuatro años antes.

Los socialistas eludieron tomar medidas sobre el asunto en su última legislatura al frente del Gobierno(2008-2011). Luego, en octubre 2013, durante los años de mayoría absoulta del PP, decidieron retomarlo con una proposición no de ley idéntica a la planteada ahora y redactada por el exalcalde de San Sebastián Odón Elorza, hoy uno de los más insignes partidarios de Pedro Sánchez en la batalla abierta por el liderazgo de la formación.

Más allá de pedir que se diera cumplimiento a la conversión del Valle de los Caídos en «un espacio para la cultura de la reconciliación» y para la «dignificación» de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura -algo recogido expresamente en la ley de 2007- aquel texto reprochaba al PP que hubiera dejado de dotar presupuestariamente otras medidas, en especial las relativas a la localización de fosas; que hubiera suprimido de la Oficina de Víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura o que hubiera puesto freno a la certificación de las declaraciones individuales de reparación.

Búsqueda del consenso

Todas esas demandas se convirtieron en papel mojado. La iniciativa ni siquiera se llegó a debatir y caducó con la disolución de las Cortes en noviembre de 2015. La dirección socialista ha decidido desempolvarla en un momento en el que trata de sacudirse toda sombra de colaboracionismo con el PP. Aunque quien la presentó y registró ayer no fue Elorza sino la secretaria adjunta del grupo parlamentario, Isabel Rodríguez, y el portavoz en la Comisión Constitucional, el andaluz Gregorio Cámara.

En la legislatura pasada cada vez que el Gobierno fue interpelado sobre este asunto -cuatro veces en el caso del exministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón- replicó que el grueso de la ley se cumple, pero se aferró a la «contención en el gasto público» impuesto por la crisis para justificar que, por ejemplo, se cortase el grifo a las asociaciones.

En lo que se refiere a la exhumación de los restos de Franco y de José Antonio Primo de Rivera para dar nuevas funciones al Valle de los Caídos, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió cautela y dio una patada al balón con el argumento de que en este terreno es deseable alcanzar el máximo consenso. Ahora, se comprobará si es posible.