La Rioja

Nueve empresarios admiten que financiaron ilegalmente al PP de Francisco Camps

  • Los imputados pactan su confesión con Anticorrupción antes del juicio de la rama valenciana de 'Gürtel'

Madrid. Nueve empresarios imputados en la pieza del 'caso Gürtel' que investiga la presunta financiación irregular del Partido Popular de la Comunidad Valenciana han alcanzado un acuerdo de conformidad con la Fiscalía Anticorrupción y la acusación particular del PSOE para reducir su petición de pena a cambio de reconocer que entregaron dinero negro a la formación que entonces lideraba Francisco Camps para pagar las campañas de las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y en las generales de 2008.

A cambio de su confesión, la Fiscalía rebajaría la petición de pena para ellos a menos de 2 años de cárcel, con lo que, en principio, evitarían pisar la prisión.

Según han revelado fuentes del caso, seis de los industriales cerraran el acuerdo con Anticorrupción este viernes, siguiendo el pacto que ya alcanzaron con el fiscal en abril los también empresarios Enrique Ortiz, Alejandro Pons y José Francisco Beviá.

Los nuevos 'arrepentidos' son: Vicente Cotino Escribá (sobrino del expresidente de las cortes autonómicas Juan Cotino), Enrique Gimeno Escrig, Tomás Martínez Berna, Rafael Martínez Berna, Antonio Pons Dols y Gabriel Alberto Batalla Reigada.

En síntesis, el acuerdo de los nueve imputados es que van a reconocer sin ambages que realizaron pagos en negro por valor de 1,2 millones de euros a la mercantil Orange Market, la empresa de eventos en Valencia del líder de la 'Gürtel' Francisco Correa, que era la que se encargaba, casi en situación de monopolio, de organizar los actos electorales del PP de Camps. Según la instrucción del juez José de la Mata, además el PPCV abonó de su caja B a Orange Market cerca de 2,2 millones de euros para realizar los actos electorales del PP valenciano durante la presidencia de Francisco Camps.

De la Mata abrió el pasado 26 de febrero juicio oral contra una veintena de personas, entre ellos cinco exaltos cargos del PP y contra diez empresarios. El décimo empresario, José Enrique Fresquet, no ha llegado a acuerdo alguno porque solo le acusa el PSOE.

Durante el juicio que comenzará el próximo 13 de marzo, la Fiscalía pide 7 años y 9 meses de cárcel para Ricardo Costa (ex secretario general del PPCV), Vicente Rambla (exvicepresidente), David Serra (exvicesecretario del PPCV) y Cristina Ibáñez (exgerente del partido).