La Rioja

El debate de los nombres eclipsa el de las ideas

Madrid. Las principales corrientes de Podemos ya velan armas ante la celebración este fin de semana de Vistalegre II, una Asamblea Ciudadana en la que se juega el futuro y la unidad del partido.

Cada una de las familias de Podemos presentará mañana sus propuestas en los ámbitos político, organizativo, ético y de género. Será un mero formalismo ya que las votaciones, que comenzaron el pasado sábado, finalizarán en esta primera jornada del congreso. El domingo llegará el momento cumbre con el anuncio de los resultados y se conocerá si las bases se decantan por las tesis del secretario general o por las del secretario político.

Sobre la mesa los militantes tienen dos proyectos muy diferenciados. El de Iglesias aboga por un giro a la izquierda, ahondar en la relación con IU y endurecer las posiciones frente a PP y PSOE. Errejón, por su lado, se mantiene fiel a la transversalidad que ha defendido desde el nacimiento de la formación. Lo ha repetido a lo largo de los últimos días, el camino de Podemos hacia la Moncloa pasa por convencer a los millones de españoles que aún no confían en el partido morado. Y para hacerlo, Podemos no debe arrinconarse en «el casillero» de la izquierda radical, sostiene. La tercera familia a tener en cuenta en Vistalegre II es la anticapitalista. El ala más a la izquierda de la formación goza de más fuerza interna que nunca y sus apoyos entre la militancia se calculan en torno a un 10%. Después de tres años marginados de los órganos de dirección por el tándem Iglesias-Errejón, los anticapitalistas de Miguel Urbán y Teresa Rodríguez aspiran ahora a hacerse con su propia cuota de poder en el Consejo Ciudadano y la ejecutiva nacional. Su discurso es la antítesis al errejonista'. Abogan por una campaña de movilizaciones en la calle que obligue a PP y PSOE a adoptar unas medidas sociales que, según alegan, la insuficiente fuerza de Podemos en las instituciones no puede obligarles a hacerlo.

Pero más que un debate de ideas, los 450.000 inscritos deberán decidir entre dos caras. La de Iglesias y la de Errejón. Con una campaña repleta de reproches ambos dirigentes han hecho de la segunda Asamblea Ciudadana de Podemos sea una cuestión personal con el debate de ideas de mero acompañamiento.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate