La Rioja

Trifulca con el fiscal en los pasillos del Tribunal Superior de Cataluña

La tensión acumulada afloró en la tercera jornada del juicio del 9-N, que acabará mañana, y permitió comprobar las pésimas relaciones entre la Fiscalía y el Gobierno catalán, que acusa al Ministerio Público de ser una correa de transmisión de la Moncloa. Aprovechando un receso, el diputado del PDeCAT, Francesc Homs, se encaró con el fiscal del juicio y recriminó a Emilio Sánchez Ulled que no le hubiera hecho preguntas durante su comparecencia.

El Ministerio Público desistió de interrogar a Homs por su condición de procesado y para ser «respetuoso con el derecho de defensa» del testigo, al que el juez recordó que no estaba obligado a contestar las preguntas que pudieran perjudicarle en el proceso que tiene abierto en el Supremo.

Después de que el fiscal confirmara que no haría preguntas, el exconsejero de la Presidencia replicó, aún con el micrófono abierto: «¡Qué lástima!». Poco después en los pasillos, Homs se acercó al fiscal y le espetó: «No has tenido coraje de preguntarme». El fiscal no se calló y le respondió: «Si quieres que te pregunte, llama a Madrid y pide que me asciendan al Supremo para preguntarte en el juicio». Homs acusó de «falta de coraje» al fiscal y deslizó que «tiene miedo a las respuestas».