La Rioja

La Moncloa omitió que Trump reclamó a Rajoy más gasto en defensa

Trump, ayer, durante su ronda de contactos telefónicos con varios líderes mundiales. :: J. Ernst / reuters
Trump, ayer, durante su ronda de contactos telefónicos con varios líderes mundiales. :: J. Ernst / reuters
  • El presidente norteamericano quiere que España duplique su inversión militar para repartir la carga financiera de la OTAN

madrid. La conversación telefónica entre Mariano Rajoy y Donald Trump del martes por la noche no se limitó a las generalidades reseñadas en el comunicado emitido por la Moncloa. El presidente de Estados Unidos reclamó al jefe del Gobierno español un aumento de los gastos de defensa para que el grueso de los presupuestos de la OTAN no recaiga casi en exclusiva sobre las arcas norteamericanas.

El problema, y la probable razón de que la Presidencia del Gobierno obviara el asunto, es que es un punto de frición. Trump quiere que sus socios europeos en la Alianza Atlántica destinen el 2% de su PIB a gastos militares para que incrementen su aportación a la organización. España asignó al capítulo de defensa en los Presupuestos de 2016 el 0,9% del PIB, y no tiene intención de incrementar esa partida, según anunció la ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, en la comparecencia en el Congreso para explicar los objetivos de su departamento. España es el antepenúltimo país de la Alianza en gasto militar, solo tiene detrás a Luxemburgo con el 0,4% del su PIB, y Bélgica, el 0,85%.

La Moncloa no citó la petición de Trump ni la respuesta de Rajoy y se limitó a señalar en este apartado que ambos hablaron de «la próxima celebración, en mayo, de una reunión de líderes de la OTAN, en la que ambos participarán. Además de la participación en la Alianza Atlántica, España y Estados Unidos también mantienen una potente relación bilateral de defensa, con las bases españolas de utilización conjunta de Rota y Morón». Rajoy tampoco lo citó en su mensaje de Twitter: «Cordial conversación con @POTUS para seguir fortaleciendo las relaciones en beneficio de nuestros pueblos. Somos países aliados». La Casa Blanca, sin embargo, señaló en su nota informativa emitida unas horas después que Trump planteó que España «comparta la carga del gasto en defensa» de la OTAN.

Lo que el presidente estadounidense reclama es que España incremente el 220% sus inversiones en esa área. La petición de Trump no solo era para Rajoy, antes que él la escucharon otros gobernantes de países aliados como el francés François Hollande o la alemana Angela Merkel. Estados Unidos asume ahora del orden del 75% de los gastos de la Alianza Atlántica, algo más de medio billón de euros, y Trump pretende, según dijo en la campaña electoral, que los aliados europeos cumplan los acuerdos de la cumbre de la OTAN de 2014 en Gales, cuando se estipuló que los países miembros debían destinar el 2% del PIB a gastos militares, pero de forma progresiva hasta alcanzar ese porcentaje en 2024.

Diplomacia prudente

Si Rajoy y la Presidencia del Gobierno evitaron hablar de la petición de Trump, tampoco lo hizo ayer el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, quien se limitó a capear las críticas por la exclusión de México en la conversación entre los dos gobernantes. Ni la Moncloa ni la Casa Blanca recogieron en sus comunicados que se tocara el asunto del muro fronterizo. Dastis señaló en TVE que en ese terreno «España está haciendo lo que tiene que hacer, una diplomacia tranquila, prudente, pero firme», pero en caso de que se produzcan hechos que «pongan en riesgo la dignidad humana o que supongan un trato discriminatorio vamos a defender a México».

Pero su antecesor, liberado de la discreción que lleva aparejada la diplomacia, aunque en su caso nunca fue un freno para opinar, señaló que Trump tiene «cierta razón» con el gasto militar. José Manuel García-Margallo apuntó que España deberá hacer «un esfuerzo adicional» pero compartido con «todos» los socios europeos de la Alianza Atlántica.