La Rioja

El juez cita al supuesto jefe de la 'policía política' por las irregularidades del 'caso Pujol'

  • De la Mata retira varios mails del sumario incorporados de forma ilegal y pide más explicaciones a la UDEF

madrid. El juez de la Audiencia Nacional Antonio de la Mata e instructor del 'caso Pujol' ha citado a declarar al que fuera número dos de la Policía, Eugenio Pino (jubilado desde el año pasado), para aclarar las presuntas irregularidades en la investigación al clan del expresidente catalán por parte de la denominada 'policía política', una camarilla de mandos del cuerpo, supuestamente encabezada por Pino y que tenía como misión airear trapos sucios de políticos soberanistas.

El magistrado también ha citado como testigo al ex jefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas, en su día igualmente integrado supuestamente en esa camarilla y, hoy sin embargo, convertido en el mayor enemigo de Pino en la guerra intestina que desde hace meses sacude a la institución.

Pino, quien ya compareció ante el juez el 4 de noviembre, volverá a ser interrogado el 16 de febrero y Martín-Blas al día siguiente. Ambos declararán dentro de la pieza separada abierta por De la Mata para aclarar el turbio origen de una información contenida en un 'pendrive' y que fue incorporada a la causa a pesar de que ninguno de los investigadores ha sabido aclarar de dónde procede. Según fuentes de la investigación, los indicios apuntan a que esos datos vendrían del 'hackeo' de un ordenador de Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresidente.

Pino, en su declaración implicó a su archienemigo Martín-Blas. Y una reciente denuncia del director de la agencia de detectives Método 3, Francisco Marco, ha enrevesado aún más el caso, ya que acusó a dos de sus extrabajadores de haber filtrado a la 'policía política' esos datos de turbio origen. Los dos exdetectives también han sido llamados a declarar en esta pieza separada que intentar evitar que estas irregularidades provoquen la nulidad de buena parte de la investigación.

La decisión de citar a Pino y Martín Blas se produce solo cinco días después de que el propio juez haya tenido que sacar apresuradamente del caso pruebas incorporadas de forma «irregular» por los efectivos del Grupo 24 de la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), que ya estuvieron en su momento en el punto de mira del instructor por otras maniobras turbias.

«A todos los efectos»

Según la documentación a la que ha tenido acceso este periódico, el pasado 3 de febrero De la Mata ordenó «excluir del proceso a todos los efectos» dos correos electrónicos que la Policía se incautó el 26 de octubre de 2015 en el registro de la casa del expresidente de la constructora Isolux Luis Delso, imputado en este caso por sus negocios con Pujol Ferrusola.

El juez, en su resolución, reconoce que la UDEF cometió una «irregularidad» porque nunca debió incorporar al sumario esos 'mails' puesto que esos mismos documentos fueron «precintados» durante los registros a la espera de poder dirimir si violaban la confidencialidad entre el imputado y sus abogados. Sin embargo, la Policía se saltó ese precinto e incorporó los correos a un informe en mayo de 2016. No obstante, el magistrado descarta abrir una investigación sobre esa «irregularidad» porque no considera que infecte al resto del procedimiento, como denunció el abogado de Delso, quien pidió incluso que se dedujera testimonio contra los policías por violar el secreto entre abogado y cliente.

Pero De la Mata no ha tenido respiro. Solo poco después de tratar de apagar el incendio provocado por esos mails, el juez, el mismo 3 de febrero, tuvo que emitir otro auto requiriendo a la UDEF para que «a la mayor brevedad» le informe del «origen o fuente de conocimiento» de cuatro correos electrónicos entre una abogada fiscalista de un conocido despacho de abogados y el expresidente de Isolux. Esos mails, que la Policía no identifica de dónde proceden, han terminado incorporados en otro informe del pasado noviembre.

Este último requerimiento es similar al que dio inicio a la pieza separada en la que se investigan las maniobras de la 'policía política' en este caso.