La Rioja

La Guardia Civil rescata a medio centenar de animales de una perrera ilegal en Chiclana

Uno de los canes rescatados.
Uno de los canes rescatados.
  • En la finca se hacinaban 42 perros, tres gatos, un caballo, un pony y un asno, en situación deplorable y sin las mínimas condiciones de habitabilidad

La Guardia Civil ha rescatado a medio centenar de animales de una perrera ilegal ubicada en la localidad gaditana de Chiclana, donde su propietario los hacinaba sin proporcionarles agua, alimentación adecuada ni las condiciones elementales de habitabilidad. Tras la intervención del Seprona los 42 perros, tres gatos, un caballo, un pony y un asno han quedado bajo el cuidado de distintas protectoras de animales locales. Al propietario se le ha imputado un delito contra la flora, la fauna y los animales domésticos, y tendrá que prestar declaración ante el juez.

La Guardia Civil había recibido diversas denuncias de distintas administraciones, asociaciones de protectoras de animales y vecinos de la zona, por un posible caso de maltrato animal en una finca del término municipal de Chiclana de la Frontera, propiedad de J.R.P.

Los agentes llevaban varios años denunciando los hechos de forma administrativa, por lo que una vez recopilada toda la información relativa al lugar donde se encontraban los animales, se solicitó a la titular del Juzgado de Instrucción nº 4 de los de Chiclana, una solicitud de entrada y registro de la finca en cuestión.

Los guardias civiles localizaron en el interior de la finca 42 perros de distintas razas y tamaños en un estado de total abandono, sin el más mínimo aseo, sin agua, sin alimentos y encerrados en distintas jaulas entre sus propios excrementos y algunos de ellos sin ni siquiera ver la luz. Los agentes fueron sacando uno a uno a los animales del lugar, comprobando que la práctica totalidad de ellos carecían de microchip de identificación. Asimismo tuvieron que proporcionarles agua, ya que los animales se encontraban deshidratados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate