La Rioja

Errejón no ve riesgo de ruptura pero cree que Podemos «puede salir tocado» de Vistalegre II

Íñigo Errejón, secretario político de Podemos.
Íñigo Errejón, secretario político de Podemos. / EP
  • El secretario político de la formación morada ha asegurado que ésta será más débil sin él o sin Iglesias

El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, no ve riesgo de ruptura tras la II Asamblea Ciudadana de Vistalegre de este fin de semana, aunque sí ha reconocido que su partido "puede salir tocado" debido a la escalada de tensión que se ha registrado en los últimos días entre su equipo y el del secretario general, Pablo Iglesias.

"Creo que vamos a estar a la altura para que la ruptura no pueda suceder, pero Podemos puede salir tocado", ha asegurado en declaraciones a La Sexta, recogidas por Europa Press, en la que ha lamentado que el debate político que se debían haya dado paso a un ambiente de crispación que no es positivo. "Pero Podemos no se va a romper", ha reafirmado.

"Podemos no se va a romper, pero en los últimos días hemos subido demasiado el volumen. Hay declaraciones que no ayudan, hay que recordarse que el lunes debemos estar juntos", ha avisado, antes de defender la necesidad de "bajar el nivel de tensión" y "facilitar a la gente que pueda decidir".

Previamente, en una entrevista con internautas en la red social Facebook, recogida por Europa Press, Errejón ha hecho hincapié en que el lunes, el día después de Vistalegre II, independientemente del resultado, todos deben tener claro que "no sobra nadie" y que "no se puede prescindir ni de uno sólo de los compañeros fundamentales" que han permitido a Podemos llegar a donde está.

Podemos, más débil sin él o sin Iglesias

Ya en La Sexta, preguntado por la hipótesis de un Podemos sin él o sin Iglesias, Errejón ha respondido que "cualquiera de esos dos Podemos sería un Podemos más débil". Además, ha pedido a todos que reserven "los calificativos gruesos para el adversario, que está ahí fuera".

Él, por su parte, ha evitado responder a las críticas que le dirigió el miércoles Iglesias, aparte de dejar claro que sí que está yendo "de frente", puesto que está defendiendo unas ideas y asumiendo que, por ello, puede perder sus posiciones. "No se me ocurre una manera de ir más de frente", ha dicho.

Así, asume que hay gente a quien no le gustó su cartel de campaña, abrazado a Pablo Iglesias --el propio Iglesias lo ha criticado--, pero se ha justificado porque él pide el voto para Iglesias como secretario general.

Y ha respondido con humor a los comentarios sobre su forma de vestir, afirmando que llevar chaqueta implica "eliminación". "Todavía no me he puesto esmóquin", ha bromeado, de paso recordando sin mencionarlo que Iglesias lo llevó en la gala de los Goya.

Errejón ha pedido que no se preste atención a las teorías de la conspiración que puedan surgir y ha negado de plano la bautizada como "jaque pastor" que se le atribuye a los suyos en la Comunidad de Madrid.

"Los grupos de Telegram echan chispas"

Según ha dicho, cuando hay diferencias "los grupos de Telegram echan chispas, en todos los sentidos" y en ellos él también ha leído cosas que le han "estremecido", pero ha subrayado que ese no es el debate que le deben a la gente. Cinco millones de votantes, ha dicho, no pueden estar pendientes de "cada episodio de la telenovela", aunque para ellos sea dolorosa en lo personal.

Errejón no ha querido valorar si la oferta de que sea candidato en Madrid es o no un regalo envenenado, alegando que él está en otra cosa, que es el futuro de Podemos, y que eso no se lo ha planteado. Y ha insistido en que no quiere un Podemos "para convencidos, que pide etiquetas de pureza ideológica y que tiene capacidad de resistencia pero no de gobierno".

A su modo de ver, Podemos se ha "escorado" y ha sufrido un "viraje ideológico" y ese proceso ha sido "paralelo" al desplazamiento "de una buena parte de la gente" que son "materia gris insustituible", que hicieron las campañas electorales y que ahora están en su candidatura.

Errejón ha dejado ver cierto disgusto al ver las nuevas referencias de Iglesias a la "cal viva", la guerra sucia contra ETA en los años ochenta. El actual 'número dos' ha afirmado que "eso es verdad" pero él cree que ser una "formación del cambio" es algo más que "ir pregonando las verdades" o ser "Pepito Grillo", sino que tienen que ser capaces de generar mayorías para dar la vuelta a los problemas de la gente.

En cuanto a la determinación de Iglesias de dejar el liderazgo si no ganan sus propuestas y su lista, o incluso el escaño en el Congreso, Errejón ha asegurado que cree que "va a prevalecer la responsabilidad". "Creo que va prevalecer la responsabilidad, que va a aceptar ese mandato y la responsabilidad que muchos le pedimos, sin que eso interfiera en las discusiones de rumbo y compañeros que nos debemos", ha apostillado.