La Rioja

El Rey retoma su agenda internacional con su frustrado viaje a Arabia Saudí

  • La visita a Riad, aplazada en dos ocasiones, busca respaldar los interéses empresariales españoles en el país

Madrid. Felipe VI retomará finalmente este fin de semana su viaje a Arabia Saudí, una visita oficial que ha tenido que aplazar en dos ocasiones desde que se programó en febrero de 2016. Entonces, la situación de interinidad y bloqueo político en España desaconsejaron la estancia del jefe del Estado en suelo saudí. Ya en noviembre, superada la investidura de Mariano Rajoy, el Monarca tuvo que cancelar in extremis su desplazamiento a Riad a causa del fallecimiento de uno de los hermanos del rey Salman.

El objetivo central de la visita de tres días de Felipe VI, que viaja sin la reina Letizia, a la rica monarquía petrolera radica esencialmente en reforzar las relaciones bilaterales y respaldar a las empresas españolas con proyectos en curso en el reino saudí o que aspiran a conseguir licitaciones dentro del marco del plan Visión Saudí 2030. La presencia del Rey en Riad puede servir para desatascar un contrato de más de 2.000 millones para que los astilleros de Navantia construyan cinco corbetas para la marina de ese país. Aunque no está previsto que se produzca la rúbrica del pedido durante esas jornadas, sí existe confianza en que se acelere ese trámite. Además, Arabia Saudí vive un momento crucial en el que está tratando de diversificar sus inversiones y su economía basada en la extracción de petróleo, una actividad, según los expertos, llamada a la extinción en poco más de ochenta años.

Acompañarán al Rey el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y el de Fomento, Íñigo Gómez de la Serna, que abordará con su homólogo saudí los problemas habidos en la construcción del AVE a la Meca por parte de un consorcio empresarial español.

Pese al previsible éxito económico de la visita, este se ha convertido en un viaje incómodo para Felipe VI. Su presencia en Riad ha levantado una fuerte polvareda política, ya que partidos como ERC o Podemos lo han criticado abiertamente y Ciudadanos le ha reclamado que lo aproveche para defender los derechos humanos en el país.

Reforzar su agenda

Es el primer viaje oficial al exterior en 2017 del jefe del Estado, con el que se abre un año en el que los Reyes pretenden reforzar su agenda internacional, una vez encauzada la situación política tras un 2016 en el que la actividad institucional se vio afectada por la interinidad del Gobierno.

Durante los diez meses que duró se anularon visitas a Reino Unido, Japón y Corea del Sur que, hoy por hoy, siguen sin estar en la agenda. En el caso británico, hay voluntad por ambas partes de retomar el viaje oficial en cuanto sea posible. La dificultad estriba en que Isabel II solo recibe dos visitas de ese rango al año, por lo que aún está por confirmar la posibilidad de reprogramarlo en los próximos meses.

Además del Reino Unido, entre esos posibles destinos está Marruecos, país al que don Felipe y doña Letizia se desplazaron pocas semanas después del relevo en el trono dentro de la gira de presentación por los tres países vecinos a España. Entre las salidas al exterior que aún están por cerrar está el tradicional viaje de cooperación que realiza la Reina, una costumbre que inició doña Sofía y en el que su sucesora se estrenó en 2015 en Honduras y El Salvador. Desde su proclamación, los Reyes han realizado tres viajes de Estado, a Francia y México en 2015 y a Portugal el pasado noviembre, y la pretensión de Zarzuela para este año es hacer más de uno.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate