La Rioja

El líder de Podemos convocará una reunión a tres bandas

  • El secretario general asegura que es «un clamor» de la militancia que las corrientes superen sus diferencias

Madrid. Una vez presentados los documentos políticos llega el turno de la negociación. Pablo Iglesias mantuvo ayer su propuesta de integración y anunció que convocará a partir del día 20 a 'errejonistas' y anticapitalistas para tratar de alcanzar un acuerdo que les permita acudir a Vistalegre II con un proyecto de unidad. «Es un clamor que nos pongamos de acuerdo y lo voy a intentar», se comprometió el secretario general.

En el plano organizativo el pacto entre las tres principales corrientes de Podemos es a priori factible. Todos están de acuerdo en la descentralización del partido, lo que llevaría aparejado restar competencias a la Secretaría General.

En el plano político, sin embargo, nada apunta a que el entendimiento sea posible. Y es que más que diferencias entre 'errejonistas' y anticapitalistas lo que existe es un abismo. El sello ideológico de Podemos es el principal factor de controversia. Mientras que Errejón exige «no arrinconarse en la izquierda», los anticapitalistas defienden retormar los postulados de la ortodoxia más radical. Cada uno, además, difiere del lugar donde se debe dar batalla. Los partidarios del número dos del partido aseguran que es necesario volver a ser útiles en las instituciones, donde los socialistas se han apropiado de las concesiones sociales que ha debido hacer hasta ahora el gobierno en minoría de Mariano Rajoy. «Hay que reconocer que en las instituciones no podemos estar apelando al advenimiento del cambio, sino demostrándonos útiles ya», señala su documento. Por contra, los anticapitalistas de Miguel Urbán y Teresa Rodríguez abogan por «resistir y protestar» e, incluso, por «la desobediencia institucional» allá donde se gobierna.

'Pablistas', 'errejonistas' y anticapitalistas han manifestado su voluntad a dialogar aunque las diferencias entre unos y otros parecen abocar a Podemos a una lucha a tres bandas de consecuencias imprevisibles.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate