La Rioja

Prisión para el kamikaze que embistió a una patrulla de la Guardia Civil en Granada

vídeo

Así quedó la patrulla de la Guardia Civil contra la que colisionó el kamikaze. / T. Fandilla | Vídeo: Atlas

  • La juez acuerda esta medida con el fin de evitar el riesgo de fuga y para asegurar su presencia en la instrucción judicial

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Guadix (Granada) ha decretado el ingreso en prisión, provisional y sin fianza, del conductor kamikaze que el sábado se estrelló contra un coche de la Guardia Civil tras conducir casi 40 kilómetros en sentido contrario.

La titular del juzgado instructor investiga al conductor por los presuntos delitos contra la seguridad vial, en su modalidad de conducción temeraria, y de atentado a los agentes de la autoridad, según han detallado fuentes judiciales y de la Guardia Civil de Granada.

La juez ha acordado esta medida con el fin de evitar el riesgo de fuga y para asegurar su presencia en la instrucción judicial.

Lo ha hecho después de tomar declaración al conductor, un hombre de 40 años de origen senegalés, con pasaporte francés y cuyo último domicilio conocido estaba en Vitoria, y que el pasado sábado se empotró contra un vehículo patrulla de la Guardia Civil tras conducir en sentido contrario durante casi 40 kilómetros en la autovía A-92.

Un herido leve

Los hechos se iniciaron sobre las nueve de la mañana del sábado cuando, según detalló un portavoz de este cuerpo armado, los agentes intentaban interceptar el vehículo del detenido, que circulaba en sentido contrario desde el kilómetro 333 de la autovía A-92, en el término almeriense de Abla.

El detenido, que no tiene antecedentes policiales, colisionó contra un vehículo de la Guardia Civil a la altura del kilómetro 295, en el término municipal de Guadix (Granada).

En el impacto resultó herido de carácter leve y fue evacuado hasta el hospital de Guadix, tras lo que fue detenido y trasladado a dependencias de la Guardia Civil, en las que ha permanecido hasta su traslado hoy al juzgado de guardia.