La Rioja

El Rey urge al Gobierno a «no escatimar esfuerzos» para prevenir el terrorismo

Los Reyes, el presidente Mariano Rajoy, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y la ministra María Dolores de Cospedal escuchan ayer el himno en el patio del Palacio Real. :: efe
Los Reyes, el presidente Mariano Rajoy, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y la ministra María Dolores de Cospedal escuchan ayer el himno en el patio del Palacio Real. :: efe
  • Cospedal afirma que «la construcción de España va a la par de la historia militar» en su estreno como ministra en el acto de la Pascua Militar

El rey Felipe VI, en su condición de jefe supremo de las Fuerzas Armadas, instó ayer al Gobierno en la Pascua Militar a poner todos los recursos posibles para combatir el terrorismo, «una lacra que pone en peligro a nuestra sociedad, desprecia los valores democráticos y es un enemigo de la Humanidad». El Monarca afirmó que «no se deben escatimar esfuerzos por aumentar las capacidad de prevención y de respuesta» y añadió que «tenemos la obligación de hacer cuanto esté en nuestras manos por defender los derechos individuales de nuestros conciudadanos, así como de contribuir al esfuerzo internacional de lucha contra esta amenaza global».

Ataviado con el uniforme de capitán general del Ejército del Aire, Don Felipe presidió su tercera Pascua Militar como Rey -la última de su padre fue el principio del fin de su abdicación el 2 de junio de 2014- acompañado de Doña Letizia. Ante una audiencia encabezada por el presidente Mariano Rajoy y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y rodeado de la cúpula militar al completo, el Monarca centró buena parte de su discurso en el impacto del terrorismo, aunque también dejó espacio para recordar las prioridades de los militares.

A diferencia de los dos últimos años, del discurso del Monarca en este solemne acto que inaugura el curso castrense se cayeron los mensajes referidos a la unidad territorial de España, en velada contraposición al proceso soberanista de Cataluña. En cambio, dirigió su mensaje a agradecer la labor desarrollada por los organismos implicados en la lucha contra el terrorismo y aseguró que «su permanente coordinación está dando buenos frutos». Del mismo modo, destacó que la seguridad «es un valor fundamental y una condición básica para permitir el desarrollo y el progreso de la Nación, así como el bienestar de las personas».

En clave militar, el Rey insistió en la necesidad de seguir apostando por el proceso de modernización del Ejército, «porque no podemos dejarnos rebasar por los nuevos escenarios y los desafíos actuales, cada vez más cambiantes e imprevisibles», y mencionó la importancia de la participación de los militares en maniobras y ejercicios combinados en el ámbito internacional, la presencia en las misiones de la UE, OTAN o Naciones Unidas, y el apoyo a países en situación de inestabilidad, caso de Malí o Irak. «Son ejemplos de la proyección exterior que debe seguir manifestándose en el futuro, ya que demuestra nuestro esfuerzo solidario por la paz y la estabilidad internacionales y genera confianza en nuestro país», dijo.

«Leales y eficaces»

En un acto, el de la Pascua Militar, tan protocolario y criticado por su carácter «trasnochado» y alejado de la realidad de las Fuerzas Armadas, según denunció ayer la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), el foco recayó este año en María Dolores de Cospedal.

En su estreno como ministra de Defensa, la actual secretaria general del Partido Popular aseguró en su discurso que el Ejército y la Guardia Civil son «una herramienta leal y eficaz» para «garantizar el futuro de España» y rememoró el «inquebrantable compromiso de servicio» de los militares y su papel trascendental en el desarrollo de España desde su nacimiento como nación con los Reyes Católicos. «Lo que fuimos explica lo que somos. La historia de la construcción de nuestra España debe leerse siempre a la par que la historia militar», dijo la ministra sin obviar los casi 40 años de dictadura franquista durante el siglo pasado.

El terrorismo también centró su mensaje y mencionó los recientes atentados en Alemania y Turquía para abundar en la dicotomía entre buenos y malos. «La única barrera que existe hoy día es la que separa a los que creemos en la libertad, la democracia y los derechos humanos de aquellos que hacen todo lo posible por derribarlos», afirmó. Del mismo modo, enumeró como «ejemplos de peligros» latentes la guerra en Siria, el éxodo de refugiados, el tránsito de inmigrantes por el Mediterráneo o el riesgo de ataques en el ciberespacio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate