La Rioja

Un ajuste de cuentas tras el asesinato en Barcelona

  • El autor huyó después del tiroteo, en el que murió una persona y otra está en estado crítico, y sigue fugado

barcelona. Un ajuste de cuentas por un crimen cometido en noviembre pasado en L'Hospitalet de Llobregat es la principal hipótesis que manejan los Mossos d'Esquadra como causa del tiroteo mortal que se produjo durante la noche del domingo en Barcelona, y que se saldó con un muerto y dos heridos. Uno de ellos muy grave se debatía ayer al cierre de esta edición entre la vida y la muerte como consecuencia de los impactos de bala recibidos en la cabeza. El otro herido, una mujer, estaba fuera de peligro y se recuperaba en un centro hospitalario de la capital catalana.

El presunto asesino, mientras, continuaba en paradero desconocido y buscado con un amplio dispositivo por la Policía autonómica, tras huir nada más cometer el crimen. La principal línea de investigación relaciona la muerte a tiros de un joven dominicano hace dos meses con el tiroteo de este domingo. Las víctimas en este caso también son dominicanas.

Los hechos ocurrieron el domingo por la noche, sobre las nueve en el entorno de un bar. El pistolero realizó doce disparos sobre cinco personas, -dos hombres y tres mujeres- que se encontraban en el interior de un coche aparcado cerca de un bar en la avenida Meridiana de Barcelona. Dos de las ocupantes habían cenado en el local, cuya propietaria dio el aviso de emergencia a los Mossos d'Esquadra.

Un hombre de 32 años, que iba sentado detrás del conductor, perdió la vida tras recibir varios balazos en la cabeza y en el estómago. El joven que estaba en el asiento del conductor, de 30 años, resultó herido crítico, mientras que la mujer herida, menos grave, estaba en el asiento central trasero. Recibió un impacto de bala en la pierna y fue quien salió del coche y pidió ayuda.

Según testigos presenciales del tiroteo, el autor de los disparos actuó desde su coche y más tarde se perdió a toda velocidad por las calles de Barcelona.