La Rioja

La Fiscalía griega acusa a Zuloaga y Huarte de tráfico de personas

Un niño refugiado, en las costas de Grecia.
Un niño refugiado, en las costas de Grecia. / EFE
  • El militante abertzale y la activista navarra fueron detenidos mientras trasladaban a ocho refugiados desde Grecia a Italia

  • Por petición de la defensa, ha sido suspendida hasta este viernes la declaración de ambos arrestados

La Fiscalía de la ciudad griega de Igumentisa ha presentado este jueves cargos por tráfico de personas contra el vizcaíno Mikel Zuloaga y la navarra Begoña Huarte, detenidos el pasado martes cuando intentaban transportar a ocho refugiados desde Grecia a Italia.

Fuentes de la Fiscalía han precisado que se les procesará por tráfico de personas, en particular por facilitar y efectuar el traslado de personas a otro país de forma ilegal. La citada fuente ha añadido que los dos detenidos comparecerán este viernes ante el juez instructor de Igumentisa, quien decidirá junto a la Fiscalía si serán "puestos en libertad bajo fianza o permanecerán en detención preventiva".

Al tratarse de un delito grave el que se les imputa, el juicio se celebrará ante la audiencia de Corfú, isla en el mar Jónico, cerca de la costa en la que se encuentra la ciudad de Igumenitsa. En Corfú se encuentra el Tribunal Regional de Apelación, instancia judicial ante la que se celebran siempre los juicios por delitos graves. Las citadas fuentes judiciales han explicado que la fecha del juicio no será determinada hasta que concluya la investigación. Zuloaga y Huarte fueron arrestados en el puerto de Igumenitsa cuando intentaban trasladar ocultos en una autocaravana a ocho refugiados que pretendían llevar a Euskadi.

En un primer momento estaba previsto que comparecieran este mismo jueves también ante el juez, pero su defensa ha solicitado más tiempo para preparar la declaración. "Estos casos siempre son duros, pero estamos bien, estamos fuertes, las condiciones no son las óptimas, pero los refugiados están peor y eso mismo nos da ánimos", ha dicho Zuloaga al entrar en los juzgados a TeleSUR, el único medio presente en el lugar.

Allí se encontraban asimismo un grupo de voluntarias vascas que colaboran en campamentos de refugiados cercanos y que habían acudido al lugar tras enterarse de la detención, para "mostrar su solidaridad con Mikel y Bego". Al tratarse de un delito grave el que se les imputa, el juicio se celebrará ante la audiencia de Corfú, isla en el mar Jónico, cerca de la costa en la que se encuentra la ciudad de Igumenitsa. En Corfú se encuentra el Tribunal Regional de Apelación, instancia judicial ante la que se celebran siempre los juicios por delitos graves.

Defienden su acto de «desobediencia civil»

En un vídeo difundido por la plataforma Harrera Solidarioa durante una rueda de prensa celebrada el pasado miércoles en Bilbao, Zuloaga y Huarte defendieron su acto de "desobediencia civil" con el argumento de que iba destinado a hacer una denuncia política contra las políticas europeas hacia los refugiados.

En el vídeo, ambos activistas reconocieron públicamente la "ilegalidad" de su acción y manifestaron que asumen las consecuencias de la iniciativa. "La ciudadanía y la gente de buena fe tiene derecho a desobedecer trayendo a personas refugiadas y haciendo de Euskal Herria tierra de acogida", indicaron.