La Rioja

Mueren dos hermanos dentro una furgoneta

Dos hermanos, de 51 y 52 años, fallecieron ayer en el interior de una furgoneta aparcada en un descampado de un barrio del norte de la capital. Según las primeras investigaciones, murieron intoxicados por la mala combustión de una estufa de butano. Los cadáveres fueron encontrados por un familiar y estaban tumbados en un colchón en el interior del vehículo que era además su vivienda habitual. Los dos hermanos, de nacionalidad española, eran fontaneros y, según los vecinos, «no daban problemas» y eran «tranquilos».