La Rioja

Pintan «que vuelvan los GAL» en una sede de ERC

Imagen de la sede de Ciudadanos tras uno de los ataques producidos en Hospitalet. :: r. c.
Imagen de la sede de Ciudadanos tras uno de los ataques producidos en Hospitalet. :: r. c.

barcelona. El proceso soberanista transcurre desde hace cuatro años en un clima pacífico, pero la tensión acumulada empieza a aflorar en la fase final del proyecto independentista. La ciudad de Hospitalet de Llobregat, en Barcelona, que pasa por ser una de las localidades catalanas más españolistas, lleva semanas sufriendo una oleada de ataques a sedes de partidos políticos.

Hasta la fecha, el peor parado ha sido Ciudadanos, cuyo cuartel general en la segunda ciudad de Cataluña por número de habitantes, ha sufrido actos de vandalismo en cuatro ocasiones en el último mes y medio, con pintadas y lanzamiento de excrementos.

Después del último ataque del jueves a las oficinas de la formación naranja, ayer aparecieron pintadas amenazadoras en las sedes de Hospitalet de Esquerra y el PDECAT. «No habrá paz para los traidores. Esto es España» fue el texto que se encontraron los antiguos convergentes en la persiana del local. La pintada en el de los republicanos no era menos inquietante: «Que vuelvan los GAL». Hospitalet es una de las ciudades catalanes con mayor presencia de ciudadanos de origen del resto de España. Feudo desde siempre del PSC, los independentistas (PDECAT, Esquerra y la CUP) solo tienen cuatro de los 27 concejales que hay en el consistorio.

«No entendemos cómo algunas personas tienen este comportamiento, que va en contra del sentimiento democrático que siempre ha caracterizado Hospitalet», afirmó la alcaldesa, la socialista Nuria Marín. Tras sufrir el séptimo ataque en dos años y después de que hace diez días el líder naranja en la ciudad, Miguel García, fuera agredido por un joven mientras repartía folletos, Ciudadanos ha reclamado ya una reunión con el consejero de Interior para que la Policía investigue qué está pasando.