La Rioja

Los socialistas cierran el paso a una iniciativa clave del pacto de investidura entre PP y C's

Madrid. Ciudadanos recibió ayer un serio varapalo. Una de sus iniciativas estrella, la relacionada con la despolitización de la Justicia, se fue por el desagüe del Parlamento. El partido de Albert Rivera celebró con júbilo el pasado verano el hecho de que el PP accediera a cambiar el sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial para que al menos doce de sus 20 miembros sean elegidos por los propios jueces y sólo los ocho restantes lo sean por las Cortes. Era uno de los principales puntos de su acuerdo de investidura. Pero el Congreso -con los votos del PSOE, Podemos y el grueso de la oposición- rechazó su tramitación.

Los socialistas, que también accedieron a poner en marcha esa iniciativa del partido de Rivera en el pacto sellado en febrero para impulsar un Gobierno presidido por Pedro Sánchez, se descabalgaron con el argumento de que, en realidad, ellos siempre han sido partidarios de que a los miembros del Poder Judicial los elijan las Cámaras. Además la mayoría de los grupos adujo que el texto, presentado como pacto para una estrategia nacional de Justicia, está planteado de un modo que lo cierra al diálogo.

El portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, reprochó al PSOE su actitud. «El PSOE se vanaglorió de matar a Montesquieu», dijo recordando unas palabras atribuidas a Alfonso Guerra sobre la separación de poderes. «Defienden que los políticos sigan poniendo las zarpas» en el nombramiento de los jueces. En todo caso, la formación naranja no se rinde y seguirá presionando para que su propuesta vea la luz.