La Rioja

La Oficina Antifraude de Cataluña abre una investigación sobre si De Alfonso reveló secretos

Daniel De Alfonso, exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña.
Daniel De Alfonso, exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña. / Quique García (Efe)
  • Miguel Ángel Gimeno, actual director del organismo, ha revelado además que la Sindicatura de Cuentas está elaborando una auditoría de los años en que estuvo bajo dirección de su antecesor

El director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Miguel Ángel Gimeno, ha anunciado hoy que han abierto una investigación interna para determinar si su antecesor, Daniel De Alfonso, cometió revelación de secretos en su conversación grabada con el entonces ministro de Interior Jorge Fernández Díaz.

En una comparecencia en el Parlament, Gimeno ha revelado además que la Sindicatura de Cuentas está elaborando una auditoría de los años en que Antifraude estuvo bajo dirección de De Alfonso, que fue destituido por la cámara catalana el pasado 29 de junio tras divulgarse la grabación de su conversación con Fernández Díaz, en la que hablaban sobre asuntos vinculados a políticos independentistas.

Gimeno, que ha asegurado ante los diputados que se ha reducido un 50 % el sueldo respecto a lo que cobraba De Alfonso, ha marcado distancias respecto a la gestión de su antecesor y ha garantizado que en los dos meses que lleva al frente de la Oficina ha imprimido un cambio de rumbo para modificar los aspectos de la anterior etapa que no le gustaban, entre ellos en la contratación de los cargos de confianza.

El director de Antifraude ha subrayado que la Oficina tiene garantizada su "independencia", que es condición "indispensable" para poder actuar con "imparcialidad" y ser "ajeno a cualquier criterio político", que es lo que, a su juicio, finalmente acaba otorgando la legitimidad social.

En una comparecencia en la que se ha centrado a analizar el funcionamiento interno de Antifraude, Gimeno sólo se ha salido de su guión para recordar que en la anterior legislatura la OAC llevó a la cámara catalana una batería de medidas para impulsar la transparencia de la administración pública.

En esto, cree que se ha avanzado bastante, pero también sobre aspectos en los que "no se ha trabajado tanto", como la reforma de la función pública, modificaciones en el ámbito de la contratación o la financiación de los partidos.