La Rioja

El 'no' a la independencia vencería ahora por la mínima en Cataluña

  • Junts pel Sí y la CUP perderían la mayoría absoluta si se celebraran elecciones, según un sondeo de la Generalitat

Barcelona. El independentismo va a la baja en Cataluña. Si hoy se celebrara un referéndum sobre la secesión, como pretende Carles Puigdemont para septiembre del año que viene, el 'no' a la separación del resto de España se impondría al 'sí'. En concreto, el 45,1% de la población catalana votaría 'no' a la independencia, frente al 44,9% que se postularía a favor.

Esta victoria pírrica de los contrarios a la secesión cambia la tendencia apuntada en la última oleada del CEO de junio (el CIS catalán), en la que el sí obtuvo el 47% y el no, el 42%. La serie histórica, en cualquier caso, refleja casi un empate permanente, en el que ambas opciones intercambian posiciones de forma continua. Según el director del CEO, Jordi Argelaguet, el resultado en un eventual referéndum dependería de la capacidad de movilización de cada uno de los sectores. Argelaguet afirmó además que una hipotética oferta «solvente» del Gobierno central al de Cataluña reduciría el número de independentistas.

El retroceso de las posiciones secesionistas en el último sondeo del CEO se refleja también en el resultado que se daría si Puigdemont tuviera que adelantar elecciones en caso de que la CUP no apruebe sus cuentas. Junts pel Sí obtendría entre 60 y 62 escaños . Actualmente cuenta con 62. La CUP, con 10, podría quedarse en 6 u 8, y por tanto peligraría la mayoría absoluta secesionista (establecida en 68). La caída de las fuerzas independentistas es significativa en número de votos. El 47,8% que cosecharon Junts pel Sí y la CUP en el 27-S retrocedería ahora al 42,6%, muy lejos del 50% que los secesionistas consideran necesario para proclamar la independencia. El gran avance lo experimentaría Catalunya sí que es Pot, que de 11 escaños pasaría a tener 19-20 y estaría en disposición de disputar el liderazgo de la oposición a Ciudadanos, que perdería entre 4 u 5 escaños, en beneficio del PP, que gana posiciones. El PSC, mientras, resiste con una leve caída de uno o dos escaños.