La Rioja

González alaba el «coraje y fuerza» de Díaz, pero evita respaldarla

  • Ignora si hay otros candidatos en el PSOE con el empuje de la presidenta de la Junta de Andalucía

Sevilla. Susana Díaz todavía deberá esperar un poco para ser ungida por el expresidente Felipe González y lanzar a las claras su candidatura a liderar el PSOE. «Que tiene fuerza y coraje» para llevar el timón, «sin duda», dijo ayer el expresidente. «¿Cuántos hay así (en el PSOE)? No lo sé».

Las últimas intervenciones de González han sido esclarecedoras para el devenir socialista, y algunos en las filas del PSOE andaluz esperaban en Sevilla un respaldo del expresidente a la presidenta de la Junta de Andalucía, una vez que ésta ha comenzado la tarea de relanzar y reparar su imagen. Pero González dijo ser gafe porque «hasta ahora ningún candidato al que he apoyado ha ganado». «La fastidiaría», señaló en un coloquio del Foro Joly de Sevilla.

En lo que sí se mojó fue en pedir a la gestora socialista que «se ponga las pilas» y convoque el congreso «en tres, cuatro o cinco meses. Señaló que la celebración de ese cónclave, cuya fecha enfrenta a críticos y oficialistas, no es urgente, pero tampoco debe demorarse. No debe convocarse «inmediatamente» porque sería «un congreso en descomposición ni 'ad calendas grecas' como pretenden algunos para esperar a que la breva esté madura y recogerla».

El expresidente volvió a mostrarse muy crítico con el ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez, de quien dijo que «posiblemente desvariaba» al acusarlo de un complot con grandes empresas para impedirle gobernar. Se refería a la denuncia de que él junto a Telefónica, varias empresas del Ibex y el grupo Prisa habían conspirado para sacarle de la secretaría general. «Sin cultura de partido, intentó hacer lo que creía y probablemente no sabía».

González ya había arremetido contra Sánchez en la revista francesa Politique Internationale, en la que puso en duda que «pueda hablar más de media hora sobre España» porque «se interesa mucho más» por su carrera política en el PSOE que por los problemas que tiene el país.