La Rioja

Iglesias avisa de que la descentralización de Podemos la decidirán los militantes

Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez saludan al público durante un acto electoral en la localidad sevilla de Dos Hermanas. :: Rafa Alcaide / efe
Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez saludan al público durante un acto electoral en la localidad sevilla de Dos Hermanas. :: Rafa Alcaide / efe
  • La líder del partido en Andalucía insiste en que la decisión de constituirse en una fuerza autónoma «no tiene marcha atrás»

La dirección nacional de Podemos evitó ayer entrar en una nueva polémica por la decisión del partido en Andalucía de declararse como una fuerza autónoma con capacidad para dotarse de sus propios estatutos y marcar su estrategia. Pablo Iglesias aseguró estar de acuerdo con la apuesta por la descentralización del partido, pero pese al tono cordial con que acogió la decisión unilateral de la coordinadora general andaluza, Teresa Rodríguez, dejó entrever serias diferencias con el camino que ha tomado la dirigente de la corriente anticapitalista.

El principal mensaje que dejó Iglesias fue que serán los militantes de toda España, y no sólo los andaluces, los que decidirán el nuevo modelo de organización política. «La palabra, en este debate y en todos, la tienen lógicamente todos los inscritos de Podemos», afirmó el secretario general antes de destacar que la descentralización no es algo que puedan decidir él o Teresa Rodríguez. En la misma línea se manifestó su jefa de gabinete, Irene Montero, que aclaró que «habrá un debate donde las propuestas de Teresa Rodríguez y de la dirección andaluza se debatirán y decidirán los inscritos».

Estos avisos chocan con la forma unilateral con la que Rodríguez ha declarado la autonomía de Podemos Andalucía. Lejos de esperar a lo que puedan decidir las bases en la Asamblea Ciudadana estatal prevista para principios de año, la coordinadora general andaluza dio el paso de notificar el martes por carta a Madrid que el proceso de desconexión había comenzado.

Pese a las advertencias de Iglesias, Rodríguez insistió ayer en que la decisión de constituirse en una organización autónoma no tiene marcha atrás porque así lo han votado los militantes andaluces. «La decisión ha sido aprobada por más de los 17.000 inscritos que han participado en las votaciones. Es una decisión tomada y no volveremos a debatirla porque se ha acordado en el marco de nuestra legalidad», zanjó la dirigente anticapitalista.

Rodríguez, en cualquier caso, aseguró que su carta ha sido acogida con comprensión por la dirección nacional y también en otras organizaciones territoriales. Las direcciones de Podemos en varias comunidades celebraron que se abra este debate si bien ninguna anunció su intención de seguir la senda independentista bierta por Andalucía.

Una reforma compartida

Todos los dirigentes de la formación están a favor de descentralizar Podemos. La organización se constituyó tras el congreso fundacional de Vistalegre en torno a un poderoso secretario general pese a la oposición de la corriente anticapitalista. Fue la época de 'la máquina de guerra electoral' que bajo el liderazgo de Iglesias debía llevar a la formación al poder en un plazo de dos años. Una vez que esta meta no se ha conseguido en las dos elecciones generales celebradas, tanto Iglesias como Íñigo Errejón o Pablo Echenique coinciden en la necesidad de dar más poder a las organizaciones territoriales.

El secretario general aceptó que «el Podemos máquina electoral que surge de Vistalegre ya no sirve y hay que construirlo de manera mucho más sensata y mucho más descentralizada». Lo que no está decidido sin embargo es hasta qué punto se vaciará de funciones a la dirección nacional. Es un tema crucial que se deberá abordar en la próxima Asamblea Ciudadana, y que será de los más candentes.